Vinculan el 20% de las muertes por COVID a un error del sistema inmune

Vinculan el 20% de las muertes por COVID a un error del sistema inmune

Un funcionamiento incorrecto del sistema inmune por el que se generarían autoanticuerpos defectuosos que potencian los efectos del SARS-CoV-2 y agravan la infección puede ser la causa del 20% de las muertes por COVID-19.

Desde que comenzó la pandemia por coronavirus los científicos intentan averiguar por qué el SARS-CoV-2 provoca infecciones letales en algunas personas, mientras que en otras los síntomas de COVID-19 son leves. Ciertas características del paciente como la edad o el sexo, o la presencia de patologías previas, como diabetes u obesidad, constituyen factores de riesgo para que la enfermedad sea más o menos grave, y ahora un nuevo estudio revela que un defecto en la respuesta inmune sería el responsable de casi el 20% de las muertes por COVID.

Los resultados de esta investigación, que se han publicado en Science Immunology, apuntan a un tipo de proteínas –autoanticuerpos– generadas por el sistema inmunológico de estos pacientes que no solo no les protegieron contra el virus, sino que intensificaron sus efectos. Estos autoanticuerpos atacan a los interferones tipo 1, que son moléculas clave de las defensas del organismo porque detectan a los virus y alertan a las células para que activen sus mecanismos de protección contra patógenos, y de esta forma se produce un agravamiento de la infección.

El estudio ha sido llevado a cabo por un consorcio internacional de científicos y médicos –el COVID Human Genetic Effort (COVID HGE)– que hace un año ya había descubierto que el 10% de las personas con COVID-19 producía autoanticuerpos que se volvían en su contra, y que al analizar ahora a 3.595 pacientes hospitalizados y en estado crítico a causa de esta enfermedad ha encontrado que casi el 14% de ellos tenía estos anticuerpos anómalos.

Los autoanticuerpos defectuosos aparecen con mucha más frecuencia en los adultos mayores

Más autoanticuerpos defectuosos en los mayores de 80 años

Los investigadores han comprobado también que estos autoanticuerpos defectuosos aparecen con mucha más frecuencia en los adultos mayores, ya que hasta el 6% de los ancianos de más de 80 años los tiene antes de infectarse con el coronavirus, un porcentaje que se reduce al 1% en los mayores de 70, y el de solo el 0,18% en las personas de entre 18 y 60 años, según un análisis de muestras de más de 35.000 individuos.

“Es posible que parte de las reinfecciones que estamos viendo en gente vacunada se deban a estos autoanticuerpos”, ha señalado Carlos Rodríguez-Gallego, inmunólogo del Hospital Universitario de Gran Canaria Doctor Negrín y coautor del estudio, que añade: “Es lógico pensar que la vacuna protege también a las personas que tienen estos autoanticuerpos. Estos nuevos datos deberían usarse para seleccionar bien los grupos de riesgo a los que podría beneficiar una tercera dosis de la vacuna”.

Este experto afirma que existe la posibilidad de hacer un test específico capaz de detectar estas moléculas y predecir el riesgo de que un infectado desarrolle COVID-19 grave. En estos casos el tratamiento de la enfermedad sería diferente en los primeros días y cuando ya ha progresado; así, cuando el paciente apenas presenta síntomas se le podría administrar interferón, y si la infección ha avanzado se podría emplear la plasmaféresis, que consiste en un filtrado de la sangre que permitiría eliminar los anticuerpos defectuosos y otras moléculas inflamatorias. 

Por qué el COVID es más letal en hombres

Un segundo estudio del mismo consorcio internacional ha desvelado una de las razones por las que el COVID-19 ha sido más letal para los varones: una mutación en el gen TLR7 que predispone a que la enfermedad se agrave. Como el gen se encuentra en el cromosoma X, y los hombres solo tienen una copia de dicho gen esto explicaría por qué ellos son más propensos a fallecer por COVID que las mujeres, que tienen dos. Este defecto hereditario, según los investigadores, podría explicar alrededor del 2% de los casos de neumonía grave por COVID pacientes menores de 60 años.

En el cromosoma X hay varios genes que resultan fundamentales para que el sistema inmune funcione correctamente y por ello si una de las copias del cromosoma está defectuosa, la copia sana podría contrarrestar sus efectos. Además, el proceso de envejecimiento también afecta al sistema inmune y empeora su funcionamiento y esto suele ocurrirle antes a los hombres que a las mujeres, lo que ayudaría también a explicar en parte que el riesgo de morir por COVID sea más elevado en los varones que en las mujeres.

Katia Appelhans

Soy redactora hace varios años y siempre tuve una fuerte pasión por la escritura. Estudié Ciencias de la Comunicación en la UBA, con orientación en periodismo. También, y fue lo que despertó mi interés por la salud y el bienestar, realicé el profesorado de yoga y actualmente estudio Asistente de Nutrición y Alimentación Saludable. Me parece fundamental que los hábitos saludables formen el 80% de nuestras vidas, con eso me refiero al ejercicio regular y la buena alimentación. ¡Ah! Además comparto recetas saludables en mis redes.+ info

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias