Ventilar bien los ambientes para respirar mejor

Ventilar bien los ambientes para respirar mejor

Se aconseja procurar cambiar completamente el aire de las habitaciones ventilando tres veces a lo largo del día. 

En el exterior, el aire que se respira está en constante movimiento y se mezcla rápidamente, mientras que en las habitaciones cerradas permanece más o menos quieto. Eso es lo que permite que se concentren allí contaminantes o incluso virus que se habrían dispersado rápidamente en la atmósfera al estar al aire libre.

“El aire limpio o fresco está libre de partículas y sustancias irritantes”, señala Mario Blei, presidente de la Sociedad de Medicina Residencial, Higiene de Edificios y Toxicología de Interiores en Alemania.

El aire limpio o fresco está libre de partículas y sustancias irritantes

“A menudo se siente el aire viciado solo cuando se produce el contraste, tras llegar de otra habitación”, señala Blei. Por ello, se aconseja procurar cambiar completamente el aire de la habitación ventilando tres veces a lo largo del día. 

En términos generales hay que tener en cuenta que la humedad no debe ser demasiado alta. Si el aire de una habitación es demasiado húmedo y se condensa en las paredes frías, puede aparecer moho. Sobre todo para las personas alérgicas, asmáticas o con otras enfermedades pulmonares, las esporas de moho en el aire pueden convertirse en un verdadero problema. Pero incluso para las personas que no padecen enfermedades preexistentes, el olor a humedad puede resultar molesto. Lo ideal es que la humedad relativa de la habitación esté entre el 40 y el 60 por ciento.

Se recomienda ventilar tres veces al día.

“Por eso, sobre todo después de cocinar o ducharse, es importante la ventilación de choque”, señala Mario Blei. Si se abren las ventanas de par en par una vez, la humedad se transporta al exterior más rápidamente. Que después se caldee el espacio produciéndose de nuevo un calor confortable es además un parámetro importante para la propia salud, insiste el experto.

Se recomienda ventilar tres veces al día. Para ello, hay que abrir todas las ventanas de par en par, y como la forma más rápida de regenerar el aire es la ventilación cruzada, se deben abrir de par en par las ventanas opuestas y si es necesario las puertas entre las habitaciones.

Katia Appelhans

Soy redactora hace varios años y siempre tuve una fuerte pasión por la escritura. Estudié Ciencias de la Comunicación en la UBA, con orientación en periodismo. También, y fue lo que despertó mi interés por la salud y el bienestar, realicé el profesorado de yoga y actualmente estudio Asistente de Nutrición y Alimentación Saludable. Me parece fundamental que los hábitos saludables formen el 80% de nuestras vidas, con eso me refiero al ejercicio regular y la buena alimentación. ¡Ah! Además comparto recetas saludables en mis redes.+ info

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias