Qué es la apiterapia Qué es la apiterapia

Qué es la apiterapia

Las abejas pueden ayudarte a mejorar tu salud. Además de consumir los productos que elaboran, la apiterapia consiste en inocular el veneno de sus aguijones con el objetivo de tratar diversas dolencias.

La apiterapia es una terapia natural que consiste en el empleo de los productos de las abejas –y en especial del veneno que inoculan a través de su aguijón, la apitoxina– para mejorar la salud, y aliviar el dolor y los síntomas de diversas enfermedades (hipertensión, problemas relacionados con el rtitmo cardiaco…).

La apiterapia es una terapia natural que consiste en el empleo de los productos de las abejas

A pesar de que aún faltan estudios clínicos más estructurados para comprobar todas las posibilidades que ofrece la apiterapia para los seres humanos, se trata ya de una alternativa empleada por muchas personas, e incluso en algunos países de Sudamérica está integrada dentro de su sistema nacional de salud.

Ya eran conocidos, por ejemplo, los beneficios de la miel para mitigar los molestos efectos de los catarros invernales, pero la apiterapia es mucho más que eso. Aunque también utiliza los productos derivados del trabajo de las abejas, su producto estrella es la apitoxina, el veneno que se encuentra en el aguijón de la abeja que, aplicado en dosis muy pequeñas y localizadas, puede ayudar a mejorar el bienestar de las personas, siempre y cuando no sean alérgicas a esta sustancia.

Beneficios de la apiterapia y contraindicaciones

Los defensores de la apiterapia señalan que el contenido de la apitoxina tiene grandes beneficios para la salud, y a pesar de que hacen falta más estudios científicos, entre las propiedades que se le atribuyen a esta terapia natural destacan:

La apiterapia con apitoxina no está indicada para todo el mundo y, por ejemplo, las mujeres embarazadas deben esperar a dar a luz antes de someterse a este tipo de tratamiento, para evitar complicaciones en el feto.

Asimismo, las personas que sufren enfermedades infecciosas o de transmisión sexual, cardiopatías, cáncer, u otras enfermedades crónicas, no pueden someterse al pinchazo de veneno de abeja. Como siempre, lo ideal es consultar con el médico especialista el deseo de realizar apiterapia, y que sea él quien valore si es recomendable o no.

Katia Appelhans

Soy redactora hace varios años y siempre tuve una fuerte pasión por la escritura. Estudié Ciencias de la Comunicación en la UBA, con orientación en periodismo. También, y fue lo que despertó mi interés por la salud y el bienestar, realicé el profesorado de yoga y actualmente estudio Asistente de Nutrición y Alimentación Saludable. Me parece fundamental que los hábitos saludables formen el 80% de nuestras vidas, con eso me refiero al ejercicio regular y la buena alimentación. ¡Ah! Además comparto recetas saludables en mis redes.+ info

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias