Posibles riesgos de los parabenos

Posibles riesgos de los parabenos

Por el momento se carece de pruebas concluyentes que demuestren que los parabenes sean nocivos para la salud.

Los parabenos o parabenes son sustancias químicas que se emplean como conservantes en todo tipo de productos de uso cotidiano, desde el dentífrico, el desodorante o el gel de ducha, hasta cosméticos como el maquillaje, la laca de uñas, o cremas hidratantes para cara y cuerpo. También se utilizan en la industria alimentaria porque previenen el desarrollo de hongos y levaduras, y se pueden encontrar en la composición de algunos fármacos (jarabes, antiácidos, antibióticos, fungicidas vaginales…).

Los fabricantes los usan porque constituyen una manera económica de proteger sus productos frente a infecciones de microorganismos, y se estima que entre el 70 y el 90% de los cosméticos incluyen parabenes en su composición, con nombres como: benzylparaben, butylparaben, ethylparaben (E214), isobutylparaben, isopropylparaben, methylparaben (E218) o propylparaben (E216).

Aunque el uso de parabenes está aprobado por autoridades sanitarias, desde hace un tiempo se está cuestionando si un consumo excesivo de estos compuestos podría tener consecuencias perjudiciales a largo plazo.

En 2004, investigadores de la University of Reading de Edimburgo analizaron tejidos cancerosos procedentes de biopsias realizadas a mujeres con cáncer de mama, y encontraron que en el 90% de estas muestras había rastros de parabenos o parabenes. Sin embargo, estudios posteriores no pudieron relacionar estos productos con dicha neoplasia.

No hay estudios concluyentes que demuestren que los parabenes sean nocivos para la salud

Aunque no hay estudios concluyentes que demuestren que los parabenes sean nocivos para la salud, algunos distribuidores ya se han comprometido a eliminarlos de sus productos cosméticos

Por el momento se carece de pruebas concluyentes que demuestren que los parabenes sean nocivos para la salud, y en la actualidad son tantos los productos de uso cotidiano que contienen estos compuestos –normalmente acompañados por otras sustancias químicas–, que el problema podría residir en su acumulación y uso constante y prolongado, mientras que una aplicación resultaría inocua.

La legislación actual permite los parabenes en una concentración de 0,4% si se trata de un único producto, o 0,8% si contiene varios parabenes mezclados. Pero si a diario utilizamos varios productos de higiene y cosméticos, y todos incluyen estos compuestos, podríamos estar superando los límites considerados aconsejables.

Ciertos síntomas como dermatitis de contacto, picor, inflamación o enrojecimiento de la piel, o sensación de sequedad tras la ducha, podrían ser una reacción frente a los parabenes, pero no siempre es así, por lo que puedes probar a utilizar productos libres de estos conservantes durante un tiempo para ver si notas alguna mejoría

Katia Appelhans

Soy redactora hace varios años y siempre tuve una fuerte pasión por la escritura. Estudié Ciencias de la Comunicación en la UBA, con orientación en periodismo. También, y fue lo que despertó mi interés por la salud y el bienestar, realicé el profesorado de yoga.+ info

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias