Por qué se conmemora hoy el Día Mundial de la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica

Por qué se conmemora hoy el Día Mundial de la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica

El Día Mundial de la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC) es conmemorado cada tercer miércoles del mes noviembre. En esta fecha, desde distintas organizaciones de la salud como la OMS se pretende la concientización y prevención de la población.

El Día Mundial de la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC) se celebra el segundo o tercer miércoles del mes de noviembre, fecha en la que se intenta promover en todo el mundo una mayor comprensión y concientización de esta enfermedad. Según estimaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS), se prevé que para el año 2030 la EPOC pasará a ser la cuarta causa de mortalidad a nivel mundial. Actualmente, se contabilizan alrededor de 210 millones de enfermos por esta causa.

Según la OMS, la EPOC no se trata de una enfermedad en particular, sino de un conjunto de enfermedades pulmonares crónicas que reducen el flujo de aire en la persona. La EPOC no es una simple tos de fumador, sino una enfermedad pulmonar potencialmente mortal que en muchos casos queda sin diagnosticar. Los síntomas más frecuentes son la falta de aire, la expectoración excesiva y la tos crónica. A medida que la enfermedad empeora pueden encontrarse dificultades para la realización de actividades cotidianas como subir escaleras e incluso caminar.

El tabaquismo tiene incidencia directa en el riesgo de padecer EPOC

Según los especialistas en salud, la EPOC es prevenible aunque no existe una cura definitiva para la enfermedad. Los distintos tratamientos pueden ayudar a ralentizar su progresión, pero la enfermedad suele empeorar con el tiempo. Asimismo, las personas mayores de 40 años son las que mayor riesgo y propensión a sufrir EPOC tienen.

Entre los principales factores de riesgo de desarrollar EPOC se encuentran: el tabaquismo en primer lugar, la contaminación del aire (tanto en espacios cerrados como en el exterior), y la inhalación de partículas de polvo y sustancias químicas en lugares de trabajo.

Los síntomas más comunes que se pueden observar son la disnea, o "falta de aliento", la producción excesiva de esputo y la tos crónica. Sin embargo, la EPOC no se trata sólo de la conocida tos del fumador, sino de una enfermedad pulmonar grave que puede conducir a la muerte. Bronquitis crónica y enfisema son dos términos que han dejado de utilizarse y quedaron englobados dentro del diagnóstico de EPOC.

El EPOC no sólo remite a la tos del fumador, sino a un conjunto de enfermedades

Por último, aunque la EPOC no tenga una cura definitiva, los tratamientos farmacológicos y la fisioterapia pueden aliviar sus síntomas, así como mejorar la capacidad de ejercicio, la calidad de vida de la persona y reducir el riesgo de muerte.

Desde la OMS aseguran que el tratamiento más eficaz y menos costoso de la EPOC para los fumadores es, precisamente, dejar de fumar, ya que retrasa la evolución de la enfermedad y reduce la mortalidad por la enfermedad. En algunos casos, el tratamiento con corticosteroides inhalados es también beneficioso.

Fuente: Organización Mundial de la Salud (OMS)

Celeste Valeria Verdicchio

Periodista Digital por la Universidad Nacional de Mar del Plata (UNMDP). Especializada en métricas y creación de contenidos por FOPEA. Estudiante de la Licenciatura en Sociología, UNMDP. He colaborado en distintos medios marplatenses. Actualmente, escribo para la revista Maga y mi blog personal: Despuntar el vicio. Leer y escribir, siempre.+ info

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias