¿Por qué me pican los mosquitos?

¿Por qué me pican los mosquitos?

Te explicamos qué factores te hacen más atractivo para estos insectos y cómo evitarlo.

El cerebro de los mosquitos es muy pequeño y tienen métodos mucho más sencillos de lo que creemos para escoger a sus presas. Lo primero que hay que saber es que durante la picadura el insecto extrae una pequeña cantidad de sangre e inyecta un poco de su saliva para evitar que ésta se coagule. Es precisamente su saliva la que hace que nuestro cuerpo reaccione generando histamina, responsable del enrojecimiento, habón, picor e hinchazón de la zona.

Además, hay una gran cantidad de mosquitos, pero no todos son iguales. De las más de 3.500 especies, solo 200 pican para extraer sangre humana y no son los machos de este insecto los que lo hacen, sino las hembras. Esto se debe a que son ellas las que necesitan la sangre humana para producir mejores cantidades de huevos, pues contiene proteínas (aminoácidos) y sustancias necesarias para su creación.

Durante la picadura el insecto extrae una pequeña cantidad de sangre e inyecta un poco de su saliva para evitar que ésta se coagule

Los factores para convertirse en el menú favorito de los mosquitos se pueden resumir en cuatro siglas fáciles de recordar: C.O.M.O:

  1. Calor: las mosquitas adoran las pieles que están calientes, por eso son más frecuentes las picaduras en verano y por la noche, cuando no disponemos de aire acondicionado o ventilador. Estos insectos cuentan con muy mala visión, por lo que la temperatura corporal es su mejor GPS.
  2. Olor corporal: nuestro cuerpo desprende más de 400 tipos de compuestos químicos, que generan olores que para nosotros pueden ser inapreciables, pero que para los mosquitos son su guía. Uno de los que más les gusta es el que se segrega en el sudor, por lo que las  personas con sobrepeso o las embarazadas son más proclives a las picaduras.
  3. Mojada: la piel mojada es el paraíso de estos insectos, de ahí que piquen especialmente cuando estamos en playas y piscinas, o sudando en una noche infernal de calor.
  4. Oxigenación: cuando respiramos inhalamos oxígeno (O) y expulsamos dióxido de carbono (CO2), y este último es muy atractivo para los mosquitos, por lo que cuanto más CO2 generemos más vendrán a por nosotros.

Además de estos factores, las mosquitas también parecen tener predilección por el grupo sanguíneo, o al menos así lo indican algunos estudios, aunque no hay suficiente evidencia científica que lo avale. Una de estas investigaciones, publicada en el Experimental Parasitology, expuso que las personas con el grupo sanguíneo O tenían una mayor prevalencia de picaduras que las de otros.

De las más de 3.500 especies, solo 200 pican para extraer sangre humana 

Cómo evitar las picaduras de mosquitos

Remedios para las picaduras de mosquitos

Katia Appelhans

Soy redactora hace varios años y siempre tuve una fuerte pasión por la escritura. Estudié Ciencias de la Comunicación en la UBA, con orientación en periodismo. También, y fue lo que despertó mi interés por la salud y el bienestar, realicé el profesorado de yoga y actualmente estudio Asistente de Nutrición y Alimentación Saludable. Me parece fundamental que los hábitos saludables formen el 80% de nuestras vidas, con eso me refiero al ejercicio regular y la buena alimentación. ¡Ah! Además comparto recetas saludables en mis redes.+ info

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias