Paciente argentina genera expectativa en la ciencia internacional: logró controlar el virus del HIV

Paciente argentina genera expectativa en la ciencia internacional: logró controlar el virus del HIV

Una mujer de 56 años hace doce años no toma el cóctel de medicamentos y su carga viral es indetectable. Un caso único que fue documentado por una revista especializada.

En 1996, una mujer de 29 años, consultó por presentar pérdida de peso (wasting síndrome), debilidad en hemicuerpo izquierdo, visión borrosa y fiebre. Se le solicitó un test de VIH por Elisa que fue positivo, confirmándose la infección por otra prueba llamada Western Blot. Se le indicó una resonancia nuclear magnética de cerebro, que mostró lesiones en la sustancia blanca.

Esas lesiones fueron biopsiadas. Sus defensas estaban bajas, y su recuento de leucocitos la colocaba en la categoría de enfermedad HIV/Sida avanzada. Inició tratamiento antirretroviral con 3 drogas en 1996. Tuvo buena evolución, con mejoría clínica y con disminución de su carga viral. Fue dada de alta, pero 1 año después, asociado a la toma irregular de la medicación, tuvo aumento de la carga viral nuevamente, por lo cual se cambió el esquema de tratamiento antirretroviral a otras 3 drogas.

En 1997 inicia seguimiento en Helios Salud y a partir de ese año y los siguientes, su carga viral fue no detectable, y sus linfocitos CD4 -glóbulos blancos que combaten infecciones y desempeñan un papel importante en el sistema inmunitario- mejoraron. En el año 2007 se suspende el tratamiento por efectos adversos de la medicación, pero continuó con sus controles médicos periódicos. Sorprendentemente desde ese momento su carga viral fue no detectable y sus CD4 permanecieron estables.

HIV POSITIVO

Es la primera vez que se documenta con evidencia científica la posible eliminación del virus de la inmunodeficiencia humana (VIH). El flamante estudio fue publicado el pasado 4 de febrero en la revista especializada de la Sociedad de Enfermedades Infecciosas de América (IDSA, por sus siglas en inglés).

Un trabajo realizado por un equipo de trabajo multidisciplinario que incluye a dos profesionales de Helios Salud de Argentina y a una decena de centros de los Estados Unidos, agrupados en el Servicio Nacional de Salud (en inglés, National Health Service, NHS) y en el Instituto Nacional de Alergia y Enfermedades Infecciosas (NIAID). Allí se describe un caso único de una mujer VIH positiva, con terapia antirretroviral combinada (cART) con síndrome de inmunodeficiencia adquirida (SIDA) previa y avanzado que no ha experimentado un rebote viral durante más de 12 años desde que interrumpió el cART.

Los astutos recorridos que el virus realiza para sobrevivir en el organismo del huésped, figura la “idea de agazaparse” en los reservóreos celulares. En la paciente argentina C, luego de 12 años sin medicación se encontraron reservorios de virus muy bajos. Por eso se trata de un caso único en el mundo.

La principal barrera para lograr la cura del VIH, es que el virus permanece en los reservorios celulares: ganglios linfáticos, células de la sangre periféricas, en el intestino, entre otros, aunque la carga viral sea no detectable. Es decir son lugares donde se puede alojar el virus HIV y permanecer ahí y las drogas no llegan a eliminarlo.

La principal barrera para lograr la cura del VIH, es que el virus permanece en los reservorios celulares

Cuando se suspende el tratamiento antirretroviral, la carga viral sube rápidamente -aproximadamente a los 15 días- y esto puede causar deterioro clínico. Hoy no está recomendado suspender el tratamiento. Por el contrario más personas deben ser testeadas, diagnosticadas y tratadas, de ésta forma se tendrá un beneficio para el propio paciente y para la comunidad también.

El trabajo conjunto entre los equipos de científicos argentinos y los del NHS de Estados Unidos fue publicado el pasado 4 de febrero en la revista especializada IDSA, de la Sociedad de Enfermedades Infecciosas de América.

La historia de la paciente C -así llamada- bajo protocolos y consentimiento informado, a lo largo de este tiempo, se le realizaron biopsias de ganglios linfáticos, de intestino, leucoféresis (análisis de células de la sangre) y punción lumbar, con diferentes técnicas.

Los investigadores concluyeron que la carga viral de VIH en sangre de la paciente C siguió indetectable; y que sólo se encontró fragmentos de virus en un ganglio linfático. Que no se encontró virus en el intestino, ni en las células de sangre periférica.

Fuente: Infobae

Katia Appelhans

Soy redactora hace varios años y siempre tuve una fuerte pasión por la escritura. Estudié Ciencias de la Comunicación en la UBA, con orientación en periodismo. También, y fue lo que despertó mi interés por la salud y el bienestar, realicé el profesorado de yoga y actualmente estudio Asistente de Nutrición y Alimentación Saludable. Me parece fundamental que los hábitos saludables formen el 80% de nuestras vidas, con eso me refiero al ejercicio regular y la buena alimentación. ¡Ah! Además comparto recetas saludables en mis redes.+ info

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias