Nuevo informe de la OMS: Más de 700 millones de personas con hipertensión no son tratadas

Nuevo informe de la OMS: Más de 700 millones de personas con hipertensión no son tratadas

Un nuevo informe de la OMS sobre la prevalencia de la hipertensión y su detección y control señala que 1.280 millones de adultos de 30 a 79 años padecen esta enfermedad y que más de la mitad (700 millones) no recibe tratamiento.

A la hipertensión también se la conoce como el 'asesino silencioso' porque muchas personas tienen sus niveles de tensión arterial elevados sin saberlo y esto incrementa significativamente el riesgo de desarrollar patologías cardíacas, cerebrales o renales, y es una de las principales causas de muerte y enfermedad en todo el mundo.

Aunque es fácil detectar esta afección midiendo los niveles de presión sanguínea en casa o en un centro de salud, y normalmente puede ser controlada con fármacos asequibles, un estudio liderado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y el Imperial College London ha encontrado que el número de adultos de entre 30 y 79 años que padece hipertensión se ha duplicado en las tres últimas décadas (ha pasado de 650 millones a 1.280 millones), y que además alrededor de la mitad de ellos (700 millones) lo desconoce, por lo que no reciben tratamiento contra la hipertensión.

La investigación, que se ha publicado en The Lancet, ha sido llevada a cabo entre 1990 y 2019 por un equipo internacional de médicos e investigadores que examinaron datos de las mediciones de presión sanguínea y los tratamientos de alrededor de 100 millones de personas de 30 a 79 años que residían en 184 países, que en conjunto representan al 99% de la población mundial, lo que convierte al trabajo en el análisis de tendencias de hipertensión global más completo realizado hasta ahora.

Más de 700 millones de personas con hipertensión no son tratadas

El informe revela que las tasas de hipertensión han disminuido en los países con mayores ingresos, que ahora suelen tener algunas de las tasas más bajas, mientras que se han incrementado en muchos países con ingresos medios y bajos. De hecho, en 2019, más de mil millones de personas con hipertensión (el 82% del total) vivían en países de ingresos bajos y medios. Entre los países con una prevalencia de hipertensión más baja en 2019 se encuentran Canadá, Perú y Suiza, y algunas de las tasas más altas se encontraron en República Dominicana, Jamaica y Paraguay para las mujeres, y en Hungría, Paraguay y Polonia para los hombres.

El estudio también ha mostrado que existen brechas significativas respecto al diagnóstico de la hipertensión y su tratamiento, ya que alrededor de 580 personas con esta enfermedad (un 41% de mujeres y un 51% de hombres) no sabían que tenían este problema de salud porque nunca se lo habían diagnosticado. Además, más de la mitad de las personas con hipertensión (un 53% de mujeres y un 62% de varones), en total 720 millones de personas, no recibían el tratamiento que necesitaban, y que la presión sanguínea solo era controlada –con medicinas efectivas para ello– en menos de una de cada cuatro mujeres y uno de cada cinco hombres con hipertensión.

Las diferencias se observaban especialmente entre los países ricos y pobres, y mientras los hombres y mujeres en Canada, Islandia y la República de Corea fueron los más propensos a recibir medicación efectiva para tratar y controlar su hipertensión, ya que el 70% de los pacientes fueron tratados en 2019, los hombres y mujeres residentes en el África sub-sahariana y central y el en sur y el sudeste de Asia y las Islas del Pacífico eran los que tenían menos probabilidades de recibir dicha medicación. Las tasas de tratamiento fueron inferiores al 25% en las mujeres y al 20% en los hombres en varios países de estas zonas, lo que provoca una inequidad en el tratamiento a nivel mundial.

Majid Ezzati, profesor de Salud Medioambiental Global en la Escuela de Salud Pública del Imperial College London, y principal autor del estudio ha dicho: “Casi medio siglo después de empezar a tratar la hipertensión, que es fácil de diagnosticar y tratar con fármacos de bajo coste, el hecho de que haya tanta gente con elevados niveles de presión sanguínea en todo el mundo que todavía no han obtenido el tratamiento que necesitan constituye un fallo de salud pública”.

La OMS también ha publicado una nueva guía para el tratamiento farmacológico d ela hipertensión en adultos, en la que proporciona nuevas recomendaciones para ayudar a los países a mejorar el manejo de esta enfermedad. Según ha explicado el Dr. Taskeen Khan, del Departamento de Enfermedades No Transmisibles de la OMS, que ha dirigido la elaboración de la guía, “las nuevas directrices globales en el tratamiento de la hipertensión –las primeras en 20 años– ofrecen los consejos más actualizados y relevantes basados en la evidencia sobre el uso de medicamentos contra la hipertensión en adultos”.

Según el Dr. Bente Mikkelsen, Director del Departamento de Enfermedades No Transmisibles de la OMS: “La necesidad de manejar mejor la hipertensión no es algo exagerado. Siguiendo las nuevas recomendaciones, incrementando y mejorando el acceso a fármacos para controlar la presión arterial, identificando y tratando comorbilidades como la diabetes y las enfermedades cardíacas previas, promoviendo dietas más saludables y la práctica regular de ejercicio físico, y controlando estrictamente los productos de tabaco, los países serán capaces de salvar vidas y reducir gastos en salud pública”.

Katia Appelhans

Soy redactora hace varios años y siempre tuve una fuerte pasión por la escritura. Estudié Ciencias de la Comunicación en la UBA, con orientación en periodismo. También, y fue lo que despertó mi interés por la salud y el bienestar, realicé el profesorado de yoga y actualmente estudio Asistente de Nutrición y Alimentación Saludable. Me parece fundamental que los hábitos saludables formen el 80% de nuestras vidas, con eso me refiero al ejercicio regular y la buena alimentación. ¡Ah! Además comparto recetas saludables en mis redes.+ info

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias