Migrañas: ¿Cómo influyen los alimentos que ingerimos?

Migrañas: ¿Cómo influyen los alimentos que ingerimos?

Algunos alimentos tienen compuestos que pueden desencadenar un ataque de migraña, mientras que otros pueden ayudar a evitarlo. Conoce cuáles pueden provocar una cefalea, y la dieta para prevenir el dolor de cabeza.

La migraña suele afectar más a las mujeres que a los hombres y todavía no se conoce la causa exacta de su aparición, aunque son muchos los que apoyan la teoría neurológica que indica que ante algunos estímulos a los que el cerebro del individuo es hipersensible, su organismo responde con un dolor continuo que puede llegar a durar hasta 72 horas.

Como decimos, el cerebro de un paciente con migraña se caracteriza por una hiperexcitabilidad que hace que reaccione ante estímulos como la bajada abrupta de los niveles de estrógeno durante la menstruación, cambios en el patrón usual de sueño –dormir demasiado durante las vacaciones o los fines de semana–, o el estrés súbito.

Además, otros factores externos como el clima, el alcohol o la luz brillante o parpadeante, también pueden acabar desencadenando la aparición de un molesto e intenso episodio de dolor de cabeza, según la Dra. Sonia Santos, coordinadora del Grupo de Estudio de Cefaleas de la Sociedad Española de Neurología. Por último, parece ser que la alimentación también podría ser clave en el origen de estas cefaleas, por lo que evitar determinadas comidas podría ser útil para prevenirlas –siempre que se controlen también el resto de factores–.

Migrañas

Alimentos y bebidas que podrían desencadenar migraña

El comité científico de Mi Dolor de Cabeza –una comunidad fundada y moderada por expertos en neuralgia, cefaleas y tratamiento de la migraña– indica que un alimento puede considerarse como desencadenante cuando provoca la migraña en un plazo máximo de tres horas después de haberlo consumido.

La Dra. Sonia Santos añade que ante la exposición a un alimento determinado el cerebro puede responder iniciando una serie de eventos clínicos y eléctricos que se expresan como dolor cefálico, y que puede estar acompañado de sensibilidad a la luz y sonidos, o vómitos. Sin embargo, subraya que cada paciente puede reaccionar de manera diferente ante el mismo alimento, o incluso la misma persona tener una reacción distinta dependiendo de las circunstancias en las que se encuentre. Por lo que no hay una dieta específica que sirva para este fin para todos los pacientes.

A pesar de la variedad de factores que podrían estar involucrados, la doctora, y algunas entidades como la American Headache Society apuntan que hay una serie de alimentos activadores o precipitantes comunes de la migraña, como por ejemplo:

Katia Appelhans

Soy redactora hace varios años y siempre tuve una fuerte pasión por la escritura. Estudié Ciencias de la Comunicación en la UBA, con orientación en periodismo. También, y fue lo que despertó mi interés por la salud y el bienestar, realicé el profesorado de yoga.+ info

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias