Herpes zóster: un virus dormido que puede despertar con la vacuna anti Covid

Herpes zóster: un virus dormido que puede despertar con la vacuna anti Covid

Las alteraciones cutáneas se han visto con mayor frecuencia durante la pandemia por los efectos secundarios de la covid o por aquellos producidos por sus respectivas vacunas. El herpes zóster es uno de los síntomas más frecuentes en estos casos, un virus que puede volver a despertar con la vacuna y manifestarse como la varicela.

El virus varicela-zóster (VVZ) es uno de los ocho virus conocidos de la familia de los herpes, informa la Asociación Española de Vacunología. Tras el primer contagio, produce el cuadro clínico conocido como “varicela”. Este contagio suele suceder en la infancia. Normalmente en los niños la varicela se resuelve sola, sin tratamiento, pero los adultos tienen una clínica más agresiva.

Los pacientes con alteraciones en la inmunidad son un grupo de mayor riesgo y pueden tener complicaciones como neumonía, hepatitis o encefalitis. El herpes zoster no es más que la manifestación clínica de la reactivación del VVZ, acantonado en nuestro organismo tras haber padecido varicela.

“Dentro del estudio que nosotros hicimos, analizamos mas de 400 reacciones posteriores a la vacuna durante un periodo de dos meses, y una de las reacciones mas frecuentes fue esta”, explica Cristina Galván.

La dermatóloga del Hospital Clínic de Barcelona Alba Catalá Gonzalo explicó en el II Congreso Nacional COVID-19, en la ponencia organizada por la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV), que tras la inoculación se pueden presentar síntomas como “manifestaciones cutáneas agudas o retardadas”.

El virus varicela-zóster (VVZ) es uno de los ocho virus conocidos de la familia de los herpes

“Una de las manifestaciones más típicas es la que se ha descrito como COVID-ARM. Se trata de una gran placa eritema-edematosa de hasta 10 a 15 centímetros en la zona de la inyección”, informa la doctora Catalá. Puede aparecer en los primeros días en la zona de inyección, y también de forma retardada entre 5 y 8 días después.

La dermatóloga Cristina Galván expone que los efectos con los que más frecuencia están acudiendo los pacientes a consulta tras la vacunación son la urticaria y las reactivaciones de los virus del grupo del herpes: herpes simple y herpes zóster, “cuya aparición ha sido más frecuente tras la vacuna de Pfizer”.

“Hay reacciones urticarias inmediatas que pueden relacionarse con una alergia a la vacuna, y son las que pueden preocupar mas y deben investigarse, por si es necesario decidir no poner una segunda dosis”, dice la experta. Muchas de las alteraciones producidas por la vacuna son similares a las producidas por covid, como la “urticaria, las erupciones similares a la pitiriasis rosada y el herpes zóster”.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) trasmite que estos efectos “no deben causar alarma, pues indican que el sistema inmunitario está respondiendo a la vacuna”. Además recalca que “la ausencia de efectos secundarios no significa que la vacuna no sea eficaz, porque cada persona reacciona de forma distinta a las vacunas”.

Antecedentes dermatológicos y alteración cutánea por la vacuna

Aquellas personas que sufren problemas en la piel, como la dermatitis atópica o la psoriasis, tras la administración de la vacuna pueden sufrir un empeoramiento transitorio de su enfermedad, explica la dermatóloga.

“Las personas con estas patologías dermatológicas previas, se sabe que pueden tener también este empeoramiento transitorio de su problema cutáneo tras el uso de otras vacunas o cuando sufren otras enfermedades, diferentes a COVID-19”.

La experta hace alusión a la posibilidad de que suceda con la vacuna, “pero no parece que se modifique a largo plazo el curso de su problema de piel”.

Características del herpes zóster

Según la Asociación Española de Vacunología, el herpes zóster es doloroso y sigue el recorrido de un nervio torácico o lumbar. En personas con buena inmunidad, las lesiones se secan en unos 7 o 10 días y dejan de ser contagiosas. El desarrollo de nuevas lesiones después de 1 semana tras el inicio solo ocurrirá en personas con depresión del sistema inmunitario.

Menos del 20 % de los pacientes presentan síntomas generales significativos, como dolor de cabeza, fiebre, malestar general o cansancio. La inflamación del nervio es la causante del dolor. Es el síntoma más común del herpes zóster. Aproximadamente el 75 % de los pacientes tienen inicialmente dolor en el área donde luego aparecerá la erupción.

El dolor puede ser constante, intermitente, quemante, punzante o lacerante. A veces no hay dolor y el paciente se queja simplemente de picor.

Fuente: EFE Salud

Katia Appelhans

Soy redactora hace varios años y siempre tuve una fuerte pasión por la escritura. Estudié Ciencias de la Comunicación en la UBA, con orientación en periodismo. También, y fue lo que despertó mi interés por la salud y el bienestar, realicé el profesorado de yoga y actualmente estudio Asistente de Nutrición y Alimentación Saludable. Me parece fundamental que los hábitos saludables formen el 80% de nuestras vidas, con eso me refiero al ejercicio regular y la buena alimentación. ¡Ah! Además comparto recetas saludables en mis redes.+ info

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias