Gracias al etiquetado frontal, disminuye el consumo de bebidas azucaradas y ultraprocesados en Chile

Gracias al etiquetado frontal, disminuye el consumo de bebidas azucaradas y ultraprocesados en Chile

En 2016, Chile implementó una ley única que exige etiquetas de advertencia en el frente del paquete, restringe el marketing y prohíbe las ventas escolares de productos con alto contenido de calorías, sodio, azúcar o grasas saturadas.

Un nuevo estudio publicado en The Lancet Planetary Health, encontró que disminuyó el consumo de bebidas azucaradas y alimentos con alto contenido de sodio y grasas saturadas gracias a la ley del etiquetado frontal que advierte a los consumidores sobre el alto contenido de calorías, sodio, azúcar o grasas saturadas en estos productos.

El estudio subraya el potencial de las políticas alimentarias saludables para afectar significativamente la salud pública, incluso a corto plazo. "Esto es muy importante", afirmó una de las autores del estudio, Lindsey Smith Taillie, profesora asistente de nutrición en la Escuela de Salud Pública Global Chapel Hill Gillings de la Universidad de Carolina del Norte.

Implementación del etiquetado frontal en Chile

“Es la primera ley de este tipo en todo el mundo y este estudio muestra su impacto en el suministro total de alimentos. Desde que Chile implementó la ley, varios países han seguido su ejemplo. Otra media docena de todo el mundo, incluida la India, están a punto de implementar políticas similares”, agregó.

En junio de 2016, el gobierno de Chile implementó la Ley de Etiquetado y Publicidad de Alimentos. El paquete de políticas alimentarias basadas en evidencia incluye etiquetas de advertencia obligatorias en el frente del paquete sobre alimentos y bebidas no saludables, restricciones sobre la comercialización dirigida a niños de estos alimentos y bebidas, y una prohibición de la venta de alimentos y bebidas no saludables en las escuelas.

Ahora, investigadores analizaron los datos de compra de alimentos y bebidas de más de 2.300 hogares chilenos entre enero de 2015 y diciembre de 2017. Desde la implementación de la ley, hubo disminuciones significativas en las compras de alimentos y bebidas no saludables.

De estos alimentos y bebidas etiquetados, las calorías compradas disminuyeron en un 24 % (49 kcal) por persona por día, el azúcar comprado disminuyó en un 27 % (21 kcal) por persona por día, las grasas saturadas compradas disminuyeron en un 16 % (6 kcal) por persona por día y el sodio comprado disminuyó en un 37 % (97 mg) por persona por día.

Disminución en el consumo de ultraprocesados y bebidas azucaradas en Chile

En concreto, los investigadores notaron caídas especialmente significativas en las compras de jugos de frutas y verduras industrializadas; bebidas y derivados lácteos; condimentos y salsas; carne, aves y procesados de la carne; cereales de desayuno; y dulces y postres.

“Hasta la fecha, Brasil, Israel, México y Perú ya han instituido etiquetas de advertencia de 'alto contenido' similares y al menos otros cinco países importantes de África y Asia están considerando usar tales etiquetas de advertencia”, afirmó otro de los autores del estudio, Barry Popkin.

Fuente: IntraMedicina

Celeste Valeria Verdicchio

Periodista Digital por la Universidad Nacional de Mar del Plata (UNMDP). Especializada en métricas y creación de contenidos por FOPEA. Estudiante de la Licenciatura en Sociología, UNMDP. He colaborado en distintos medios marplatenses. Actualmente, escribo para la revista Maga y mi blog personal: Despuntar el vicio. Leer y escribir, siempre.+ info

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias