Estas proteínas inhiben la infección por el virus del Ébola

Estas proteínas inhiben la infección por el virus del Ébola

Identifican ciertas proteínas en células de huéspedes del virus del Ébola que interactúan con este y raletizan la replicación de genes del virus, y podrían ayudar a desarrollar nuevas formas de prevenir o tratar esta infección mortal.

Inmersos aún en la pandemia del coronavirus, muchos recuerdan aún los estragos causados por la enfermedad por el virus del Ébola, cuya tasa de letalidad es de aproximadamente el 50%, según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), que señala que en algunos brotes que se han producido en el mundo, dichas tasas oscilaron entre el 25% y el 90%. Al tratarse de un virus muy contagioso y para el que hasta ahora no existe un tratamiento curativo (aunque hay varias vacunas en desarrollo o que ya se han empezado a administrar en humanos), cualquier nuevo hallazgo que ayude prevenir o tratar esta infección abre una vía de esperanza para evitar epidemias.

Uno de ellos es el llevado a cabo por investigadores del Instituto de Ciencias Biomédicas de la Universidad Estatal de Georgia, en Estados Unidos, que han identificado varias proteínas en huéspedes del virus del Ébola que son capaces de interactuar con el patógeno e inhibir la producción de material genético viral en las células y prevenir así la infección por el virus del Ébola.

“Nuestras células contienen múltiples proteínas que se dirigen a la misma interfaz viral para ralentizar la expresión y replicación de genes del virus”

Las proteínas del huésped que se han identificado en esta nueva investigación –que se ha publicado en The EMBO Journal– interactúan con la proteína del virus del Ébola VP30, que desempeña un papel clave en el comienzo de la transcripción viral. Las proteínas del hospedador RBBP6, hnRNP L y PEG10 inhiben la síntesis de ARN viral y la infección por el virus del Ébola, y hnRNPUL1, otra proteína del huésped, tiene el efecto opuesto y mejora la síntesis de ARN viral y la infección por el virus del Ébola.

Identifican ciertas proteínas en células de huéspedes del virus del Ébola que interactúan con este y raletizan la replicación de genes del virus

“Estos hallazgos son notables porque normalmente pensamos que el virus del Ébola crece sin control en las personas infectadas. Nuestros datos muestran que nuestras células contienen múltiples proteínas que se dirigen a la misma interfaz viral para ralentizar la expresión y replicación de genes del virus”, ha explicado el Dr. Christopher Basler, profesor y director del Centro de Patogénesis Microbiana en el Instituto de Ciencias Biomédicas y Erudito Eminente de Georgia Research Alliance en Patogénesis Microbiana, y autor del estudio, que añade: “Esperamos que estos hallazgos nos permitan desarrollar nuevas formas de prevenir o tratar las infecciones por el virus del Ébola”.

El virus del Ébola pertenece a una familia de virus de ARN (ácido ribonucleico) denominada Filoviridae, y constituye una grave amenaza de salud publica, ya que provoca una grave enfermedad en los seres humanos con elevadas tasas de mortalidad que alcanzan hasta el 90% de los infectados. En la actualidad no existe un tratamiento que cure la enfermedad del ébola, sino que la medicación está destinada a aliviar los síntomas de la infección, como fiebre elevada, dolores articulares y musculares, diarrea, erupciones cutáneas, alteraciones de la función renal y hepática, o hemorragias, entre otros.

“Esperamos que estos hallazgos nos permitan desarrollar nuevas formas de prevenir o tratar las infecciones por el virus del Ébola”

Uno de los brotes epidémicos más graves que se han registrado a causa de esta infección fue la epidemia que se desencadenó en África Occidental entre 2013 y 2016, que provocó más de 28.000 infecciones y más de 11.000 muertes. Entre 2017 y 2021 se produjeron cuatro brotes en la República Democrática del Congo y en 2021 el virus del Ébola resurgió en Guinea.

Katia Appelhans

Soy redactora hace varios años y siempre tuve una fuerte pasión por la escritura. Estudié Ciencias de la Comunicación en la UBA, con orientación en periodismo. También, y fue lo que despertó mi interés por la salud y el bienestar, realicé el profesorado de yoga y actualmente estudio Asistente de Nutrición y Alimentación Saludable. Me parece fundamental que los hábitos saludables formen el 80% de nuestras vidas, con eso me refiero al ejercicio regular y la buena alimentación. ¡Ah! Además comparto recetas saludables en mis redes.+ info

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias