Esta técnica distingue la microbiota sana de la enferma

Esta técnica distingue la microbiota sana de la enferma

Un índice matemático determina si la microbiota intestinal de un individuo está sana o no, lo que puede predecir sus probabilidades de sufrir enfermedades asociadas a un desequilibrio en esta población de microbios.

Los desequilibrios en la microbiota intestinal o conjunto de microbios que habitan en el interior del sistema digestivo y regulan diferentes funciones corporales se han asociado con el desarrollo de enfermedades como la artritis reumatoide, el cáncer o el síndrome metabólico, entre otros.

Esta población de microorganismos también se podría aprovechar para favorecer el bienestar de las personas, y por ello un equipo de científicos de la Clínica Mayo han desarrollado el Gut Microbiome Health Index, una herramienta capaz de distinguir entre la flora intestinal sana y la enferma.

Estos investigadores han publicado sus hallazgos en Nature Communications, donde muestran que se trata de un índice basado en una fórmula matemática que se interpreta biológicamente y que puede elaborar un perfil de la microbiota de una persona a partir de una muestra de heces y descubrir las probabilidades que tiene de enfermar, con independencia del diagnóstico clínico.

Microbiota intestinal 

Jaeyun Sung, uno de los autores del trabajo, ha explicado que su índice predice hasta qué punto una muestra de la microbiota refleja un estado más o menos saludable. Se sabe que el ecosistema de microbios intestinales está vinculado a beneficios para la salud del huésped, incluyendo mejoras en la digestión y en la regulación del metabolismo, y desempeña un importante papel en la inmunidad, y estudios recientes también han asociado sus alteraciones con la aparición de enfermedades crónicas.

En la nueva investigación se analizaron 4.347 muestras de heces humanas. Casi 1.700 muestras procedían de individuos que no estaban sanos, es decir, que habían sido diagnosticados con alguna enfermedad o cuyo índice de masa corporal no era normal, mientras que casi 2.600 muestras pertenecían a personas consideradas sanas y sin síntomas de enfermedad.

El Dr. Sung ha explicado que se analizaron todas las muestras para comprobar la frecuencia en que aparecían los microbios en ambos grupos, y encontraron que algunos de los microbios se encontraban con mucha más frecuencia en el grupo de individuos sanos en comparación con los enfermos, y viceversa. Estos análisis permitieron diseñar el perfil de una microbiota humana saludable compuesta por 50 especies microbianas.

Descubrir este perfil microbiano saludable permitió a los científicos desarrollar una fórmula matemática que predijera las probabilidades de tener una mejor o peor salud. En concreto, crearon una relación en función de la abundancia de especies de microbios saludables y no saludables, y cuanto mayor era el número de unos u otros, mayores eran las probabilidades de que la muestra procediera de una persona sana, o no.

Según el Dr. Sung sus hallazgos sugieren que el nuevo índice matemático se convierta en un potente y fiable predictor de la salud de un individuo, y espera que en un futuro cercano el Gut Microbiome Health Index contribuya a establecer programas de cribado de salud más eficaces para prevenir enfermedades.

Katia Appelhans

Soy redactora hace varios años y siempre tuve una fuerte pasión por la escritura. Estudié Ciencias de la Comunicación en la UBA, con orientación en periodismo. También, y fue lo que despertó mi interés por la salud y el bienestar, realicé el profesorado de yoga y actualmente estudio Asistente de Nutrición y Alimentación Saludable. Me parece fundamental que los hábitos saludables formen el 80% de nuestras vidas, con eso me refiero al ejercicio regular y la buena alimentación. ¡Ah! Además comparto recetas saludables en mis redes.+ info

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias