El aceite de oliva es bueno, pero... ¿hay que consumirlo con precaución?

El aceite de oliva es bueno, pero... ¿hay que consumirlo con precaución?

El aceite de oliva nos hace aumentar de peso como cualquier otro alimento que consumamos, siempre y cuando no se consuma con moderación.

El aceite de oliva, como todos los alimentos que consumimos, tiene calorías. Y este alimento al ser un lípido (grasa), si bien es de excelente calidad nutricional, aporta la misma cantidad de calorías que el resto de los lípidos, es decir 9 cal/gramo. La diferencia está en la forma de consumirlo. No es lo mismo consumir unas papas fritas que utilizarlo para preparar un puré de papas cuando ya están cocidas.

"Mi recomendación es que la mayor cantidad de veces que lo empleen sea crudo, al final de la preparación y lo ideal sería con una ensalada de vegetales, que tenga un arco iris de colores, ya que al ser rica en vitaminas liposolubles (vitaminas A, D, E y K) mejoran la absorción a través del tracto gastrointestinal, y colaboran para prevenir las Enfermedades Cardiovasculares", explica Cintia De Antonio (Mat 707), Licenciada en Nutrición, especialista en Enfermedades Cardiovasculares.

El aceite de oliva, como todos los alimentos que consumimos, tiene calorías

Y agrega: "Esto sucede porque las vitaminas liposolubles se absorben más fácilmente en presencia de grasas alimentarias de excelente calidad nutricional, en este caso el aceite de oliva extra virgen (que es rico en ácidos grasos monoinsaturados) ejerce una acción beneficiosa en los vasos sanguíneos disminuyendo el colesterol LDL (colesterol malo) a la vez que mantienen el colesterol HDL (colesterol bueno). Además el aceite de oliva extra virgen es rico en antioxidantes, sumado a que presentan un efecto antiinflamatorio, antitrombótico y un efecto cardioprotector ante las arteriosclerosis".

Un nutriente aislado por sí solo no interfiere en nuestra composición corporal, lo hace el total de los alimentos que ingerimos día a día, que al no estar balanceados y sumado a que no realizamos adecuadamente un gasto energético diario que nos ayude a equilibrar nuestra ingesta alimentaria, tendemos a buscar siempre un responsable y es un grave error el que cometemos, pensando que excluir cualquier grupo de nutrientes nos puede hacer perder peso sin que esto traiga una consecuencia a nuestra salud.

Todos los alimentos pueden ser incorporados proporcionalmente para cualquier paciente que necesite perder peso, independientemente de la analítica que presenten.

Katia Appelhans

Soy redactora hace varios años y siempre tuve una fuerte pasión por la escritura. Estudié Ciencias de la Comunicación en la UBA, con orientación en periodismo. También, y fue lo que despertó mi interés por la salud y el bienestar, realicé el profesorado de yoga y actualmente estudio Asistente de Nutrición y Alimentación Saludable. Me parece fundamental que los hábitos saludables formen el 80% de nuestras vidas, con eso me refiero al ejercicio regular y la buena alimentación. ¡Ah! Además comparto recetas saludables en mis redes.+ info

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias