Covid-19: por qué la inmunidad de rebaño no es una opción

Covid-19: por qué la inmunidad de rebaño no es una opción

La inmunidad colectiva o de rebaño ocurre cuando una gran parte de la población se vuelve inmune a una enfermedad, haciendo que sea poco probable la trasmisión de persona a persona. Como resultado, toda la comunidad tiene protección, no sólo aquellas personas inmunes.

Con frecuencia, un porcentaje de la población debe ser capaz de contagiarse de una enfermedad para que esta se trasmita. Esta proporción se conoce como el umbral: si la proporción de la población que es inmune a la enfermedad es mayor que el umbral, la trasmisión de la enfermedad se reducirá. Esto es lo que se conoce como umbral de inmunidad de grupo o rebaño.

En este marco, James L. Madara, doctor, vicepresidente ejecutivo y director ejecutivo de la Asociación Médica Estadounidense (AMA) explicó mediante breves declaraciones, por qué la inmunidad colectiva no es una opción a considerar: “Para lograr la dinámica de inmunidad colectiva, una estimación realista es que alrededor del 70% o más de la población necesita ganar inmunidad al SARS-COV-2, y la realidad es que no estamos ni cerca de ello”, explicó.

“Necesitaríamos unos 230 millones de estadounidenses con inmunidad, y eso es 170 millones más que los 60 millones que se estimaron desde el comienzo de la pandemia”, afirmó Madara. Las vacunas son una forma de lograr ese número, pero las vacunas no son perfectas en su capacidad para proporcionar inmunidad.

Actualmente, desde distintos organismos y fuentes de salud se continúa haciendo hincapié en métodos preventivos y la espera de una vacuna eficaz

“Las vacunas, y específicamente aquellas para los virus de las vías respiratorias, no son 100% efectivas, y es por eso que organismos como la Administración de Drogas y Alimentos, que deberían esperar una vacuna de al menos 70% de efectividad, han fijado el objetivo aceptable al 50%”, explicó el Dr. Madara.

Entonces, para lograr los 130 millones de individuos más inmunes, casi toda la población restante tendría que estar inmunizada, para obtener la cantidad correcta de inmunidad colectiva. Y siempre hay una parte importante de la población que rechaza la vacunación.

Mientras tanto, el Dr. Madara afirmó que los investigadores deben continuar buscando tratamientos, como los anticuerpos monoclonales. Asimismo, las personas deben continuar tratando de controlar la propagación con el uso de tapabocas, el lavado de manos y el distanciamiento social.

El distanciamiento social y el uso de tapabocas continúan siendo métodos preventivos para evitar contraer el virus covid-19

“También es importante que seamos transparentes en el desarrollo de nuestras vacunas. Por lo tanto, se aspira a que cuando se aprueba una vacuna, los médicos se sientan seguros de recomendarla y los pacientes seguros de recibirla”, concluyó.

Fuente: Asociación Médica Estadounidense y Mayo Foundation for Medical Education and Research

Celeste Valeria Verdicchio

Periodista Digital por la Universidad Nacional de Mar del Plata (UNMDP). Especializada en métricas y creación de contenidos por FOPEA. Estudiante de la Licenciatura en Sociología, UNMDP. He colaborado en distintos medios marplatenses. Actualmente, escribo para la revista Maga y mi blog personal: Despuntar el vicio. Leer y escribir, siempre.+ info

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias