Con este sencillo test los celíacos pueden saber si han ingerido gluten

Con este sencillo test los celíacos pueden saber si han ingerido gluten

Con un análisis que se mide a través de la orina o las heces la cantidad de gluten ingerido, lo que permitiría a los celiacos poder controlar por sí mismos su dieta y detectar incumplimientos ocasionales.

Las personas celíacas presentan intolerancia al gluten, una mezcla compleja de proteínas insolubles en agua presentes en el trigo, la cebada, el centeno y la avena, y cuyo consumo provoca una reacción inmunológica en los pacientes, manifestada con una inflamación del intestino que puede provocar vómitos o diarreas.

El único tratamiento para combatir la enfermedad es llevar a cabo una dieta libre de gluten, algo que se ha facilitado en cierta manera con la incorporación en los lineales de mercados y supermercados de productos sin gluten. Sin embargo, y pese a ello, es habitual que por falta de información, o por contaminación cruzada en el proceso de elaboración y transporte de los productos, los afectados por esta dolencia acaben consumiendo gluten en pequeñas cantidades, algo que puede resultar perjudicial para determinados pacientes, cuya intolerancia es tal que consumiendo apenas 10 miligramos diarios ya pueden ver afectada su mucosa intestinal.

Celiaquía

Hasta ahora, medir esos incumplimientos en la dieta resultaba complejo e inexacto, y requería de técnicas invasivas. Ahora, un equipo de investigadores de la Facultad de Farmacia de la Universidad de Sevilla y del Instituto Hispalense de Pediatría ha presentado un kit de análisis de uso sencillo, parecido a un test de embarazo, que podría medir de forma rápida la presencia de gluten en el organismo a través de la orina o de las heces de los pacientes, lo que permitiría a estos poder controlar por sí mismos su dieta, detectar incumplimientos ocasionales, y diferenciar sus síntomas de otras dolencias gástricas, todo sin salir de casa.

Según los investigadores, este sistema de medición evita que se utilicen las técnicas invasivas que se venían usando hasta ahora y facilitaría, entre otras cosas, la detección de fallos accidentales en la dieta, así como la mejora de la adhesión a la misma en pacientes recién diagnosticados y, por tanto, menos familiarizados con las rutinas a seguir para evitar complicaciones.

Katia Appelhans

Soy redactora hace varios años y siempre tuve una fuerte pasión por la escritura. Estudié Ciencias de la Comunicación en la UBA, con orientación en periodismo. También, y fue lo que despertó mi interés por la salud y el bienestar, realicé el profesorado de yoga.+ info

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias