Cómo es el postoperatorio tras una cirugía de fimosis

Cómo es el postoperatorio tras una cirugía de fimosis

Hay que adaptar los cuidados a la tipología de la persona que está en este proceso.

La intervención quirúrgica de fimosis, que consiste en extirpar la piel del prepucio, se realiza con anestesia local, lo que reduce el tiempo y los cuidados necesarios en el proceso de recuperación, según indica Marta Fernández Batalla, responsable de la Dirección Asistencial Este de la Gerencia de Atención Primaria en la Comunidad de Madrid y responsable del Programa Codem Educa del Colegio Oficial de Enfermería de Madrid (Codem). 

“No existe un protocolo cerrado sobre los cuidados asociados a la operación quirúrgica conocida como circuncisión u operación de fimosis. Esto es debido a que hay que adaptar dichos cuidados a la tipología de la persona que está en este proceso”, explica Fernández Batalla.

En este sentido, Mª Isabel Rodríguez Cruz, facultativa Servicio de Urología del Hospital Universitario de Torrejón en Madrid, sostiene que después de esta cirugía se suele dejar al paciente un vendaje compresivo que se retira al trascurrir entre 24 y 48 horas: “Se debe realizar una cura cuidadosa de la herida con agua y jabón o con povidona yodada, manteniendo la herida limpia y seca”. En cuanto a los puntos de sutura, esta especialista advierte que a menudo se caen solos entre la segunda y la tercera semana después de la intervención.

Cómo es el postoperatorio tras una cirugía de fimosis

“Se recomienda mantener el pene hacia arriba con un calzoncillo ajustado los primeros días, para disminuir la inflamación, así como la toma de analgésicos y/o antiinflamatorios como paracetamol o ibuprofeno o la aplicación indirecta de hielo local”, comenta Rodríguez.

En este punto, Fernández incide en que es normal que tras la operación de fimosis a medida que se recupera la sensibilidad de la zona aparezca el dolor postquirúrgico: “Por ello, y antes del alta, al paciente se le prescribirán, tanto tratamientos farmacológicos (analgésicos y/o antiinflamatorios) como no farmacológicos (autocuidados), para mejorar el dolor y otros efectos, como la inflamación”.

Katia Appelhans

Soy redactora hace varios años y siempre tuve una fuerte pasión por la escritura. Estudié Ciencias de la Comunicación en la UBA, con orientación en periodismo. También, y fue lo que despertó mi interés por la salud y el bienestar, realicé el profesorado de yoga.+ info

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias