Ciencia: adultos mayores con vida social activa tendrían una mejor microestructura cerebral

Ciencia: adultos mayores con vida social activa tendrían una mejor microestructura cerebral

Un nuevo estudio sugiere que los ancianos con vida social activa tienen una mejor microestructura cerebral, punto a favor para evitar la demencia. 

Un nuevo estudio, realizado por investigadores estadounidenses en la Escuela de Posgrado de Salud Pública de la Universidad de Pittsburgh, sugiere que la sociabilización para las personas ancianas podría ser la clave para disminuir el riesgo del deterioro cognitivo.

El estudio confirma que visitar amigos, ir al cine o hacer trabajos voluntarios activan regiones específicas del cerebro necesarias para el reconocimiento de caras y emociones, la toma de decisiones y el sentirse recompensado.

Estos hallazgos, publicados en el último número del Journal of Gerontology: Psycological Sciences, indican que “prescribir” actividades sociales podría beneficiar a los ancianos para evitar la demencia. También se recomienda hacer ejercicio físico para ayudar a prevenir la diabetes y enfermedades cardiacas.

La investigadora principal del estudio, Cynthia Felix, señala que los datos del estudio fueron recopilados antes de la pandemia del covid-19. Sin embargo, los resultados son particularmente importantes en este contexto ya que un confinamiento social para toda la población supondría más riesgo de demencia.

Pasar tiempo con amistades es beneficioso para la salud mental

“Los mayores deberían saber que es importante para su salud cerebral que sigan haciendo vida social de manera segura y equilibrada durante la pandemia”, afirma.

El equipo empleó la información sobre la vida social de 293 participantes del estudio de salud, envejecimiento y composición corporal del Instituto Nacional sobre el Envejecimiento de Estados Unidos (NIA), un estudio de cohorte longitudinal con población anciana centrado en los factores de riesgo asociados al envejecimiento.

Las herramientas principales utilizadas, como el escaneo cerebral llamado tensor de difusión de imágenes por resonancia magnética, permitió medir la integridad de las células cerebrales usadas en las interacciones sociales. Los participantes, tenían una media de edad de 83 años, y proporcionaron datos de sus vidas sociales para este estudio.

Las actividades sociales tienen impacto positivo en la calidad de vida de las personas ancianas

Los resultados obtenidos, demuestran que en las puntuaciones más altas las personas que dedicaban tiempo a juegos de mesa, ir al cine, viajar largas distancias, recibir algún tipo de educación, participar en actividades comunitarias, visitar a hijos, amigos o vecinos una vez a la semana, hacer trabajo voluntario, e incluso estar casado o vivir en compañía, mostraban una mejor integridad microestructural de la materia gris cerebral.

Asimismo, esto resulta clave en evitar el desarrollo del deterioro cognitivo, ya que una vez que las células cerebrales empiezan a morir, suele aparecer la demencia. El estudio concluye con que el hecho de hacer vida social tiene notables consecuencias positivas para la salud mental de las personas mayores.

Fuente: agencia de noticias científicas SiNC 

Celeste Valeria Verdicchio

Periodista Digital por la Universidad Nacional de Mar del Plata (UNMDP). Especializada en métricas y creación de contenidos por FOPEA. Estudiante de la Licenciatura en Sociología, UNMDP. He colaborado en distintos medios marplatenses. Actualmente, escribo para la revista Maga y mi blog personal: Despuntar el vicio. Leer y escribir, siempre.+ info

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias