Bajo nivel de vitamina D en pacientes hospitalizados por Covid-19

Bajo nivel de vitamina D en pacientes hospitalizados por Covid-19

La deficiencia de vitamina D está asociada con reacciones inflamatorias y disfunción inmune por lo que predispone a los pacientes de Covid-19 a infecciones severas.

La vitamina D produce efectos antivirales por mecanismos tanto directos como indirectos, mientras que su deficiencia puede aumentar la probabilidad de infección por virus como el retrovirus, la hepatitis y el dengue. Ayuda además al metabolismo óseo, la autorregulación del calcio y las funciones del sistema inmune. 

Un equipo liderado por el especialista José L Hernández del Departamento de Medicina Interna de la Universidad de Cantabria en Santander, España acaba de publicar un nuevo documento que revela que hay varias líneas de evidencia que podrían respaldar el papel vital en la dimensión de la presencia de la vitamina D en personas que experimentan una infección por SARS-CoV-2 (Covid-19).

Según los datos obtenidos, se encontró deficiencia de vitamina D en el 82,2% de los casos de Covid-19 y en el 47,2% de los controles poblacionales. A su vez, los pacientes con Covid-19 deficientes en vitamina D tuvieron una mayor prevalencia de hipertensión y enfermedades cardiovasculares, niveles elevados de ferritina y troponina séricas, así como una estancia hospitalaria más prolongada.

El sol aporta vitamina D

“Hemos descubierto que los niveles séricos de 25OHD son significativamente más bajos en los pacientes hospitalizados con Covid-19 en comparación con los controles poblacionales de edad y sexo similares y que estas diferencias siguen siendo significativas incluso una vez ajustadas por los principales factores de confusión. Estos niveles fueron especialmente más bajos en el grupo de hombres con Covid-19”, sentenciaron los especialistas.

Aún así, los profesionales no encontraron una relación causal entre la deficiencia de vitamina D y la gravedad de Covid-19 como criterio de valoración combinado o como componentes separados.

Cabe destacar que la población con un Covid-19 más severo, como los ancianos y los pacientes con comorbilidades con las tasas de letalidad más altas también son aquellos con niveles séricos más bajos.

Alimentos que aportan vitamina D

El estudio a cargo de Hernández se realizó en una población hospitalizada, y en este sentido, cabe mencionar que la 25OHD sérica ha sido considerada como un reactante de fase aguda negativo y se ha reportado que sus valores disminuyen durante las enfermedades inflamatorias agudas. Por lo tanto, los pacientes con Covid-19 tenían una alta prevalencia de deficiencia de vitamina D, y los niveles séricos de 25OHD se correlacionaron significativa y negativamente con los valores de ferritina y dímero D, lo que indica que la vitamina D podría tener un papel beneficioso en el estado inflamatorio sistémico de esta enfermedad viral. Curiosamente, las concentraciones de 25OHD en pacientes con Covid-19 que recibieron suplementos hormonales anteriores fueron más bajas de lo esperado, lo que respalda su comportamiento como un reactante de fase aguda negativo.

“No encontramos ninguna relación entre los niveles séricos de 25OHD y los parámetros de gravedad de Covid-19, como el ingreso en UCI, la necesidad de ventilación mecánica o la mortalidad, evaluados como un criterio de valoración combinado o por separado -citan en el informe-. A diferencia de otros estudios, no encontramos una asociación entre los niveles séricos de 25OHD y la gravedad de la enfermedad. Sin embargo, no se puede descartar por completo debido al pequeño número de eventos y al poder estadístico del presente estudio”, aseguraron.

Suplementos de vitamina D

En conclusión, según lo hallado, los niveles de 25OHD son más bajos en los pacientes hospitalizados de Covid-19 en comparación con los controles basados en la población y estos pacientes tendrían una mayor prevalencia de deficiencia, a pesar de que no lograron demostrar ninguna relación entre las concentraciones de vitamina D o la deficiencia de vitamina y la gravedad de la enfermedad.

Katia Appelhans

Soy redactora hace varios años y siempre tuve una fuerte pasión por la escritura. Estudié Ciencias de la Comunicación en la UBA, con orientación en periodismo. También, y fue lo que despertó mi interés por la salud y el bienestar, realicé el profesorado de yoga y actualmente estudio Asistente de Nutrición y Alimentación Saludable. Me parece fundamental que los hábitos saludables formen el 80% de nuestras vidas, con eso me refiero al ejercicio regular y la buena alimentación. ¡Ah! Además comparto recetas saludables en mis redes.+ info

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias