Aunque la pandemia comience a menguar, la depresión continúa aumentando

Aunque la pandemia comience a menguar, la depresión continúa aumentando

Los episodios estresantes y la depresión provocadas por la pandemia continúan en aumento, especialmente en niños y adolescentes.

En diálogo con la agencia EFE, diferentes especialistas en psiquiatría comentan que los picos de depresión llegaron con “retraso” porque en un principio de la pandemia la gente se preocupaba más por la enfermedad física que la mental y ahora los síntomas depresivos persisten porque, aunque la pandemia tienda a la baja, siguen vigentes sus consecuencias como la crisis económica, la muerte de familiares y la incertidumbre.

Según el jefe de Psiquiatría del hospital 12 de Octubre de Madrid, Gabriel Rubio, la pandemia fue un factor de riesgo “brutal” para personas que nunca habían tenido una depresión y caldo de cultivo en adolescentes, que duplicaron las demandas de consulta en los servicios de salud.

Rubio explica que aunque están disminuyendo los casos de coronavirus en las poblaciones, “las familias lo están pasando mal, no hay fallecimientos pero sigue habiendo incertidumbre, miedo al contagio, mucha gente está en paro y se desconfía de la vuelta a la normalidad”.

El especialista se lamenta que la depresión y su concepto se banalicen y estigmaticen, quitándole importancia y haciéndolo ver como “un elemento de debilidad en el carácter”.

El psiquiatra afirma no se deprime quien quiere, “se deprimen aquellas personas en las que confluyen factores biológicos, herencia, situaciones de abuso o pérdida de familiares en la adolescencia, factores ambientales y acontecimientos vitales estresantes”.

Por su parte, el presidente de la Sociedad Española de Psiquiatría, Celso Arango afirma que “la depresión tiene tratamiento, se cura y el tratamiento temprano mejora el pronóstico”, aunque la dificultad radica en la gente que no acude a tratarse, corriendo el riesgo de que la depresión se haga crónica.

Las infancias y los jóvenes, dentro de los grupos más afectados

Arango subraya que la pandemia “ha desnudado” un sistema de salud mental carente de apoyos, en que los más perjudicados fueron las infancias y las juventudes, aumentando la tasa de cuadros depresivos y suicidios.

Fuente: Agencia de Noticias EFE

Celeste Valeria Verdicchio

Periodista Digital por la Universidad Nacional de Mar del Plata (UNMDP). Especializada en métricas y creación de contenidos por FOPEA. Estudiante de la Licenciatura en Sociología, UNMDP. He colaborado en distintos medios marplatenses. Actualmente, escribo para la revista Maga y mi blog personal: Despuntar el vicio. Leer y escribir, siempre.+ info

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias