4 razones inteligentes para dejar de consumir gluten

Uno de los mayores debates en nutrición de los últimos años se debe a la tendencia de optar por una dieta sin gluten.

El gluten aumenta la permeabilidad intestinal. ¿Te has dado cuenta que cada vez que consumes alimentos con gluten pueden aparecer síntomas gastrointestinales como gases, diarrea, dolor o distensión abdominal?  Si tu respuesta es sí probablemente tengas un intestino permeable.

La segunda razón es que el gluten es resistente a la digestión. Está constituido por un grupo de proteínas ricas en residuos de glutamina y prolina, muy resistentes a la digestión de las enzimas intestinales (proteasas). Pero, además, el trigo moderno ha sido modificado genéticamente, lo cual lo hace mucho más difícil de digerir.

Además, el gluten se relaciona con celiaquía y muchas otras condiciones. Los trastornos directamente relacionados con el gluten son la enfermedad celíaca, la sensibilidad al gluten no celíaca y la alergia al trigo. Además, existen un amplio espectro de enfermedades provocadas por ingesta de gluten, que también incluye la dermatitis herpetiforme, ataxia por gluten y otras manifestaciones clínicas. La sensibilidad al gluten se asocia con un mayor riesgo a desarrollar enfermedades autoinmunes como: Tiroiditis de Hashimoto, enfermedad de Graves y diabetes tipo 1.

También, se ha visto una mayor incidencia de enfermedad celíaca en personas con estas enfermedades (hepatitis autoinmune, alopecia areata o psoriasis). La explicación estaría en el aumento de la permeabilidad intestinal secundaria a la activación de la vía de la zonulina por desencadenantes ambientales derivados de los alimentos (gluten) o cambios en la microbiota intestinal, lo cual desencadenaría una respuesta inmunológica, en individuos genéticamente predispuestos, produciendo inflamación que iría desde el intestino al resto del cuerpo.

Crecimos en una cultura alimentaria donde predomina el consumo de trigo (gluten). Saca la cuenta: Comemos gluten desde los primeros meses de vida, por toda la vida, varias veces al día. Esto es un problema. El constante contacto con el gluten aumenta el riesgo de sensibilidad a este y otras condiciones debido al aumento de la permeabilidad intestinal.

Katia Appelhans

Soy redactora hace varios años y siempre tuve una fuerte pasión por la escritura. Estudié Ciencias de la Comunicación en la UBA, con orientación en periodismo. También, y fue lo que despertó mi interés por la salud y el bienestar, realicé el profesorado de yoga y actualmente estudio Asistente de Nutrición y Alimentación Saludable. Me parece fundamental que los hábitos saludables formen el 80% de nuestras vidas, con eso me refiero al ejercicio regular y la buena alimentación. ¡Ah! Además comparto recetas saludables en mis redes.+ info

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias