25 de abril: Día Mundial del Paludismo, qué es y cuál es la situación actual

25 de abril: Día Mundial del Paludismo, qué es y cuál es la situación actual

Conocida como la malaria, se transmite a través de la picadura de mosquitos hembra infectados del género Anopheles. La OMS dictaminó el 25 de abril como Día Mundial del Paludismo, un llamado a la conciencia y lucha contra la enfermedad en distintos países.

En el marco del Día Mundial del Paludismo, la Organización Mundial de la Salud (OMS) invita a la reflexión y concientización acerca del tema. El paludismo -malaria- es causado por parásitos del género Plasmodium, que se transmiten al ser humano a través de la picadura de mosquitos hembra infectados del género Anopheles, conocidos como vectores del paludismo.

Primeros síntomas de paludismo

En cuanto a los síntomas, la OMS señala que el paludismo es una enfermedad febril aguda, por tanto, en individuos no inmunes, los síntomas aparecen entre 10 y 15 días tras la picadura del mosquito infectivo.

Sin embargo, señalan que reconocer los síntomas puede suponer ciertas dificultades debido a su levedad. Entre ellos se encuentran: fiebre, dolor de cabeza y escalofríos. Y advierten que, de no tratarse dentro de las primeras 24 horas, el paludismo por P. falciparum puede agravarse, en algunos casos derivando en la muerte.

Por otro lado, los niños con paludismo grave suelen manifestar otros síntomas tales como anemia grave, sufrimiento respiratorio relacionado con la acidosis metabólica o paludismo cerebral.

Mosquito hembra principal vector de la enfermedad

En personas adultas también es frecuente la afectación multiorgánica. En las zonas donde el paludismo es endémico, las personas pueden adquirir una inmunidad parcial, lo que posibilita la aparición de infecciones asintomáticas.

Situación actual, quiénes están en riesgo

En 2019, casi la mitad de la población mundial corría el riesgo de padecer el paludismo. La mayoría de los casos y de las muertes se registran en el África subsahariana, pero también están en riesgo las regiones de la OMS de Asia Sudoriental, el Mediterráneo Oriental, el Pacífico Occidental y las Américas.

Algunos grupos de población corren un riesgo considerablemente más elevado que otros de contraer la enfermedad y presentar manifestaciones graves: los lactantes, los niños menores de 5 años, las embarazadas y los pacientes con VIH/sida, así como los emigrantes no inmunes de zonas endémicas, los viajeros y los grupos de población itinerante.

En ese sentido, la OMS manifiesta que los programas nacionales de lucha contra el paludismo deben tomar medidas especiales para proteger de la infección a estos grupos poblacionales, según su situación particular.

Datos e informes

Según el último Informe mundial sobre el paludismo publicado en diciembre de 2020, en 2019 se registraron 229 millones de casos de paludismo, en comparación con los 228 millones de 2018. La cifra estimada de muertes por paludismo en 2019 fue de 409.000, frente a 411.000 el año anterior.

Asimismo, es la Región de África quien continúa soportando una parte desproporcionadamente alta de la carga mundial de la enfermedad. En 2019, se registró en la región el 94 % de los casos de paludismo y de las defunciones por esta enfermedad.

En 2019, seis países representaban más de la mitad de los casos mundiales de paludismo: Nigeria (24 %), República Democrática del Congo (11 %), República Unida de Tanzania (5 %),  Burkina Faso (4 %), Mozambique y Níger (4 % cada uno).

Cabe destacar que son los niños menores de 5 años el grupo más vulnerable: en 2019, representaban el 67 % (274.000) de las muertes mundiales por paludismo.

Distintos países de África son afectados por la malaria

Vías de transmisión

El paludismo se transmite en la mayoría de los casos por la picadura de mosquitos hembra del género Anopheles. En el mundo hay más de 400 especies de Anopheles, pero solo 30 de ellas son vectores importantes del paludismo. Todas las especies que son vectores importantes pican entre el anochecer y el amanecer. La intensidad de la transmisión depende de factores relacionados con el parásito, el vector, el huésped humano y el medio ambiente.

En ese sentido, la lucha antivectorial es el medio principal de reducir la transmisión del paludismo. Si la cobertura de las intervenciones de esta índole es suficiente en una zona determinada, se protegerá a toda la comunidad.

La OMS recomienda proteger a todas las personas expuestas a contraer la enfermedad mediante medidas eficaces de lucha antivectorial. Hay dos métodos de lucha contra los vectores que son eficaces en circunstancias muy diversas: los mosquiteros tratados con insecticidas y la fumigación de interiores con insecticidas de acción residual.

Fuente: Organización Mundial de la Salud (OMS)

Celeste Valeria Verdicchio

Periodista Digital por la Universidad Nacional de Mar del Plata (UNMDP). Especializada en métricas y creación de contenidos por FOPEA. Estudiante de la Licenciatura en Sociología, UNMDP. He colaborado en distintos medios marplatenses. Actualmente, escribo para la revista Maga y mi blog personal: Despuntar el vicio. Leer y escribir, siempre.+ info

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias