10 alimentos antiinflamatorios

10 alimentos antiinflamatorios

Se puede ir en contra de los procesos inflamatorios a través de la alimentación

La alimentación resulta un factor fundamental para cuidar nuestra salud, y específicamente en lo que a la inflamación de nuestros tejidos se refiere existen una serie de alimentos que contienen multitud de sustancias antiinflamatorias que pueden ayudarnos para prevenir indeseables enfermedades.

Estos son:

Las múltiples sustancias antioxidantes de la remolacha previenen la inflamación de nuestros tejidos. Esto se debe a fitonutrientes muy beneficiosos como la betalaínas, sustancia a la cual debemos su color rojizo. Estas moléculas antioxidantes se unen a la acción de otras sustancias como la vitamina C, siendo una gran ayuda a la hora de prevenir enfermedades antiinflamatorias pero también cancerígenas o infecciosas. También tiene un buen aporte de minerales como el potasio o el magnesio.

Empezamos la lista con el jengibre uno de los alimentos más antiinflamatorios que existen. Gracias a sustancias como el gingerol podemos sacar partido de la capacidad antiinflamatoria de este alimento. Esta raíz se puede tomar tanto fresca como en polvo, y sus propiedades y beneficios para nuestro organismo van mucho más allá. Destaca su acción antitumoral y antioxidante, y se aconseja su ingesta a personas con enfermedades antiinflamatorias como la artritis reumatoide.

Jengibre

La cúrcuma es de la familia del jengibre y es una especia también extraordinaria. Debe estar en lo más alto de la lista por sus propiedades antiinflamatorias, si bien también nos aporta muchos otros beneficios. A los problemas de inflamación general podemos destacar su capacidad analgésica, así como sus propiedades digestivas y de regeneración de tejidos.

Estos dos tipos de semillas en particular son muy antiinflamatorias. Estas propiedades se las debemos especialmente a los ácidos grasos esenciales omega-3, sustancia imprescindible para nuestro cuerpo. Ingerir regularmente alimentos antiinflamatorios como las semillas de lino y las semillas de chía es muy importante; las fuentes de ácidos grasos omega-3 son escasas y nuestro organismo no puede producir este nutriente esencial.

Semillas de lino y semillas de chía

Los frutos secos nos aportan gran cantidad de sustancias antiinflamatorias y antioxidantes. Destacan también los ácidos esenciales omega-3 así como la vitamina E. Son sustancias que participan en la prevención y en la reparación de los daños que sufren nuestros tejidos, por lo que no debe faltar un puñado de frutos secos al día. No es recomendable comer mucho más que esto, puesto que contienen muchas calorías.

En toda dieta saludable no puede faltar la fruta. Su aporte en vitaminas, minerales y fibra se ve complementada también por sustancias con grandes propiedades y beneficios para nuestro cuerpo. De todos modos debemos destacar los frutos rojos en particular como excelentes alimentos antiinflamatorios. Arándanos, moras, frambuesas, fresas e incluso cerezas contienen unas sustancias muy beneficiosas a las que deben su color rojizo.

Frutos rojos

El aceite de oliva también es un producto que no puede faltar en nuestra dieta. Se trata de una fuente de grasas monoinsaturadas, las cuales representan una excelente ayuda a la hora de combatir a los radicales libres y otras sustancias capaces de oxidar nuestro cuerpo. A estos nutrientes hay que sumarle la vitamina E, así como otras vitaminas (A, D y K), que impiden que diferentes procesos degenerativos tengan lugar en nuestro organismo.

En el tomate destaca una sustancia por encima de las demás; el licopeno: El licopeno es un carotenoide que tiene muchas propiedades anticancerígenas y antiinflamatorias, por lo que comer tomate de forma regular representa una gran ayuda para nuestro cuerpo. Además contiene vitaminas A, C, E y algunas del grupo B, ayudando de esta forma también a las defensas del cuerpo de otras formas.

Tomate

Las verduras crucíferas tienen muchas propiedades y beneficios. Las propiedades anticancerígenas y antiinflamatorias son las más destacadas, además de que son verduras muy depurativas. No son las favoritas de mucha gente, pero deberían comerse semanalmente. La col, el brócoli o la coliflor son algunos de los alimentos antiinflamatorios pertenecientes a este grupo.

Las verduras de hoja verde también tienen propiedades antiinflamatorias. Su aporte en fibra, minerales y vitaminas es muy rico, pero además contienen muchos fitoquímicos. Estos son sustancias beneficiosas para nuestro cuerpo, como por ejemplo la clorofila a la cual deben su color verde intenso. La acelga, la espinaca o la rúcula son representantes de este grupo. Es pertinente señalar que es mejor tomarlos crudos de vez en cuando siempre que sea posible.

Katia Appelhans

Soy redactora hace varios años y siempre tuve una fuerte pasión por la escritura. Estudié Ciencias de la Comunicación en la UBA, con orientación en periodismo. También, y fue lo que despertó mi interés por la salud y el bienestar, realicé el profesorado de yoga.+ info

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias