Problemas de salud que pueden estar relacionados a las clases virtuales

Problemas de salud que pueden estar relacionados a las clases virtuales

El estar tanto tiempo expuestos ante una pantalla puede traer consencuencias.

Las clases virtuales traen algunas enfermedades relacionadas con las largas horas frente a la pantalla. ¿Cuáles son y cómo podemos prevenirlas?

Los ojos son unos de los órganos más afectados con las clases virtuales. Por las horas de exposición frente a las pantallas, los ojos pueden presentar algunas molestias como sequedad ocular, visión borrosa o fatiga visual.

En estos casos se recomienda, además del parpadeo frecuente, que se coloque un sitcker en la computadora que diga “parpadea”, a modo de recordatorio. También, como la constante exposición a las pantallas puede generar una disminución de la cantidad de lágrimas, hay que colocarse lágrimas artificiales.

Problemas de salud que pueden estar relacionados a las clases virtuales 

Y se puede seguir la regla del 20-20-20: cada 20 minutos de trabajo en computadora, descansar por 20 segundos mirando a 20 pies de distancia, es decir, a 6 metros o el punto más lejano de la habitación. 

Además, las jornadas de clases virtuales sentados frente a una computadora pueden también traer molestias a nivel de la columna vertebral y los músculos. Eso, sumado a la falta de descansos, actividad física diaria y pausas activas a lo largo del día, pueden hacer poco llevaderas las horas de estudio.

Estas malas posturas, en el futuro, pueden traer consecuencias como deformaciones en la columna vertebral debido a que están en crecimiento y esa posición ‘viciosa’, como le hicimos, puede llevar a cifosis o joroba y la escoliosis, que es la deformación en la columna hacia el lateral.

Problemas de salud pueden estar relacionados a las clases virtuales 

Se puede hacer un descanso que puede durar de 15 minutos a más, 2 veces al día. Lo que se recomienda hacer en estas pausas es caminar un poco, mover un poco los ojos, mirando a un lado a otro, no coger el celular, cerrar los ojos por momentos, movimiento del cuello, levantar brazos, hombros, estiramiento hacia atrás, mover la cabeza. 

Y también está el tema del uso de audífonos, el cual puede producir un daño irreparable en el nervio auditivo de manera importante. La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda que la intensidad con la cual nosotros podemos oír y usar audífonos es 60 decibeles.

Katia Appelhans

Soy redactora hace varios años y siempre tuve una fuerte pasión por la escritura. Estudié Ciencias de la Comunicación en la UBA, con orientación en periodismo. También, y fue lo que despertó mi interés por la salud y el bienestar, realicé el profesorado de yoga y actualmente estudio Asistente de Nutrición y Alimentación Saludable. Me parece fundamental que los hábitos saludables formen el 80% de nuestras vidas, con eso me refiero al ejercicio regular y la buena alimentación. ¡Ah! Además comparto recetas saludables en mis redes.+ info

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias