La microbiota de bebés con riesgo de diabetes se podría restaurar

La microbiota de bebés con riesgo de diabetes se podría restaurar

Según un reciente estudio, los bebés que tienen riesgo de desarrollar diabetes tipo 1 por haber estado expuestos a antibióticos podrían recuperar su microbiota intestinal mediante un trasplante de materia fecal materna.

La exposición a antibióticos en la edad temprana puede interferir en la salud de los más pequeños y uno de los riesgos es que acaben desarrollando diabetes tipo 1. Ahora, una nueva investigación sugiere que los recién nacidos en riesgo de sufrir esta enfermedad debido a que estos fármacos han alterado su microbiota intestinal pueden recuperar el equilibrio de este conjunto de microorganismos (bacterias, virus, arqueas, hongos…) gracias a un transplante fecal materno al tracto gastrointestinal después de completar el tratamiento con los antibióticos.

El nuevo estudio ha sido llevado a cabo por científicos de la Universidad de Rutgers (EE.UU.) en ensayos con ratones, a los que se hizo un análisis genético y los resultados se han publicado en la revista Cell Host & Microbe. “Los ratones que fueron expuestos a antibióticos tenían la expresión de genes indicadores en su pared intestinal que eran demasiado altos o demasiado bajos, pero el trasplante los devolvió casi a los niveles originales y restauró las vías metabólicas”, explica Xue-Song Zhang, uno de los autores del estudio.

La microbiota de bebés con riesgo de diabetes se podría restaurar

La investigación se realizó con ratones que estuvieron sometidos a la toma de antibióticos entre los días cinco y 10 de vida, y que recibieron un trasplante de microbiota materna en el plazo máximo de una semana después de nacer. Tras este tiempo se analizó el microbioma y se encontró que estaba parcialmente restaurado y que el riesgo de diabetes volvió a ser el mismo que antes de tomar los antibióticos.

Por tanto, se puede afirmar que la exposición de animales de corta edad a los antibióticos altera el microbioma intestinal y, según explica Martin Blaser, coautor del estudio, esto podría cambiar la inmunidad asociada a la edad y la inflamación de los órganos, lo que podría aumentar el riesgo de enfermedades inmunomediadas.

“Pudimos identificar grupos de genes que volvieron a la normalidad después del trasplante, como si los ratones nunca hubieran recibido los antibióticos”, explica Xue-Song Zhang. Ahora el siguiente paso que pretenden dar los autores es identificar cuáles son los microbios beneficiosos.

Katia Appelhans

Soy redactora hace varios años y siempre tuve una fuerte pasión por la escritura. Estudié Ciencias de la Comunicación en la UBA, con orientación en periodismo. También, y fue lo que despertó mi interés por la salud y el bienestar, realicé el profesorado de yoga y actualmente estudio Asistente de Nutrición y Alimentación Saludable. Me parece fundamental que los hábitos saludables formen el 80% de nuestras vidas, con eso me refiero al ejercicio regular y la buena alimentación. ¡Ah! Además comparto recetas saludables en mis redes.+ info

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias