Derribando mitos y prejuicios acerca de la dislexia

Derribando mitos y prejuicios acerca de la dislexia

La dislexia tiene un origen neurobiológico y afecta zonas del cerebro que procesan el lenguaje. Aunque puede ser tratada y existen herramientas para facilitar la lectura, aún corren ciertos mitos alrededor de este trastorno, que afecta sobre todo a los niños.

La dislexia se trata de un trastorno del aprendizaje que supone la dificultad para leer a raíz de problemas para identificar los sonidos del habla y para comprender cómo estos se relacionan con las letras y las palabras. La dislexia, también denominada “dificultad de lectura”, afecta zonas del cerebro que procesan el lenguaje.

La dificultad a la hora de leer y escribir se puede traducir en problemas de aprendizaje, comenta Beatriz Gavilán, neuropsicóloga y profesora colaboradora de los estudios de Ciencias de la Salud de la Universidad Oberta de Catalunya (UOC). Quien además, considera que esto puede afectar a la autoestima del niño que lo padece, quien ve cómo el resto de sus compañeros aprende más rápido y con menos esfuerzo.

Por eso, explica la importancia del diagnóstico e intervención temprana, lo que podría cambiar radicalmente el desarrollo de las personas que padecen dislexia, como también la conciencia sobre la situación en su entorno, ya sea padres, familiares o las escuelas.

No suponer que los niños son vagos cuando se trata de un trastorno y poseen ciertas dificultades

“Hay que evitar a toda costa pensar que ese niño no hace las cosas porque no quiere. No hay que sumar problemas al problema base porque eso al final impacta emocionalmente al menor”, subraya Gavilán.

En esa misma línea, explica que también es un error común el concluir que los niños con dislexia son vagos: frases como “es un poquito vago” son especialmente peligrosas porque, explica la neuropsicóloga, transmiten al niño que de alguna forma la culpa es suya. De ahí la importancia de la concientización, y recuerda que los niños con dislexia no tienen un cociente intelectual más bajo que la media, como muchos creen.

La tecnología hoy aporta innumerables herramientas para el aprendizaje de personas con dislexia

La dificultad para la lectura que entraña la dislexia puede condicionar la vida del niño en la edad adulta si no se detecta a tiempo. Quizás no lleguen a leer a la misma velocidad que sus compañeros, pero con intervenciones adecuadas sí van a poder seguir cursando sus estudios.

Fuente: Agencia de Noticias EFE y Mayo Foundation for Medical Education and Research

Celeste Valeria Verdicchio

Periodista Digital por la Universidad Nacional de Mar del Plata (UNMDP). Especializada en métricas y creación de contenidos por FOPEA. Estudiante de la Licenciatura en Sociología, UNMDP. He colaborado en distintos medios marplatenses. Actualmente, escribo para la revista Maga y mi blog personal: Despuntar el vicio. Leer y escribir, siempre.+ info

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias