Covid-19: cómo afecta a la salud mental de niños y jóvenes Covid-19: cómo afecta a la salud mental de niños y jóvenes

Covid-19: cómo afecta a la salud mental de niños y jóvenes

Una revisión de distintos estudios reveló que pueden aparecer distintos problemas y patologías de salud mental asociados al aislamiento social en niños y adolescentes.

El cierre de escuelas y el confinamiento en los hogares debido a la pandemia por el covid-19, terminaron por aislar a los niños y adolescentes de sus compañeros, maestros, familiares y la misma comunidad. En una encuesta realizada durante la pandemia, un tercio de los adolescentes reportaron altos niveles de soledad y angustia.

Un grupo de investigadores realizó una revisión rápida de los estudios centrados en la relación entre la soledad y la salud mental en los jóvenes, con el fin de determinar si las medidas para la contención de enfermedades podrían presagiar futuros problemas de salud mental.

Para ello, se identificaron 4531 estudios en inglés publicados desde 1946 y se analizaron 63 estudios con 51.576 participantes sanos y que utilizaron medidas de evaluación válidas. Como las medidas de aislamiento y soledad tienen una superposición considerable, los investigadores las trataron como una sola construcción.

Los niños y adolescentes son los más afectados en cuanto a la interacción social

En este sentido, se observó que las correlaciones entre la soledad y los síntomas depresivos variaron de moderadas a grandes en 45 estudios que examinaron este tema, principalmente en adolescentes y adultos jóvenes.

Dos estudios que informaron los odds ratios, indicaron que las personas que experimentaban soledad tenían más probabilidades de obtener puntajes superiores a los límites de depresión.

Asimismo, la ansiedad generalizada y social también se asociaron con el aislamiento. Se encontraron claras asociaciones entre aislamiento, soledad e ideas suicidas, autolesiones y conductas alimentarias desordenadas.

En otro estudio, que examinó los problemas de salud mental después del aislamiento forzado en pandemias anteriores, los niños sometidos a cuarentena tenían 5 veces más probabilidades que los controles de requerir servicios de salud mental.

En conclusión, la revisión sistemática rápida de 63 estudios permitió establecer una asociación clara entre la soledad y los problemas de salud mental en niños y adolescentes. La soledad se asoció con futuros problemas de salud mental hasta 9 años después. La asociación más fuerte fue con la depresión.

Estos hallazgos fueron consistentes en los estudios de niños, adolescentes y adultos jóvenes. También puede haber diferencias de género con algunas investigaciones que indican que la soledad se asoció más fuertemente con síntomas elevados de depresión en las niñas y con ansiedad social elevada en los niños.

El uso de distintas tecnologías de la información hace que aún puedan seguir conectados, sin embargo, podría estar asociado a mayores sentimientos de ansiedad

Asimismo, la duración de la soledad parece ser un derivante de futuros problemas de salud mental. Esto es de particular relevancia en el contexto de la pandemia por covid-19, ya que los distintos gobiernos en diferentes países consideran por regla general que las escuelas deben permanecer cerradas.

Los especialistas concluyen en que es difícil predecir el efecto que la pandemia y el aislamiento provocará en la salud mental de niños y jóvenes. El aislamiento social subjetivo experimentado por los participantes no refleja las características actuales del aislamiento social experimentado por muchos niños y adolescentes en todo el mundo.

Hay evidencia limitada que indica que intervenciones específicas pueden prevenir la soledad o reducir sus efectos sobre la salud mental y el bienestar. Asimismo, estrategias prácticas y psicológicas bien establecidas pueden ayudar a promover la salud mental de niños y adolescentes en el contexto del aislamiento social involuntario generado por el covid-19.

Reducir el impacto del distanciamiento físico forzado al mantener la estructura, la calidad y la cantidad de las redes sociales, y ayudar a los niños y adolescentes a experimentar recompensas sociales, sentirse parte de un grupo y saber que hay otros a quienes pueden buscar apoyo resulta de vital importancia.

Los especialistas recomiendan encontrar formas de darles a los niños y adolescentes un sentido de pertenencia dentro de la familia y sentir que son parte de una comunidad.

Fuente: IntraMedicina

Celeste Valeria Verdicchio

Periodista Digital por la Universidad Nacional de Mar del Plata (UNMDP). Especializada en métricas y creación de contenidos por FOPEA. Estudiante de la Licenciatura en Sociología, UNMDP. He colaborado en distintos medios marplatenses. Actualmente, escribo para la revista Maga y mi blog personal: Despuntar el vicio. Leer y escribir, siempre.+ info

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias