Cómo las pantallas pueden dañar la visión de los bebés y niños Cómo las pantallas pueden dañar la visión de los bebés y niños

Cómo las pantallas pueden dañar la visión de los bebés y niños

Los especialistas advierten acerca del riesgo del uso de dispositivos móviles en niños menores de dos años.

Según las cifras generales, el 15% de los bebés menores de un año juegan habitualmente con las aplicaciones de dispositivos móviles. Es un recurso muy utilizado, con el fin de entretenerlos cuando no quieren comer o para calmarlos frente a episodio de irritabilidad. Además, a diferencia de la televisión, los padres llegan a sentirse menos culpables al pensar en el valor educativo de los juegos y las aplicaciones de los smartphones con que logran divertirse los niños.

Sin embargo, cada vez son más los pediatras y oftalmólogos pediátricos que desaconsejan su uso continuado, especialmente en niños menores de dos años.

Los niños, y en particular los bebés menores de dos años, cuentan con gran plasticidad en su sistema visual, adaptándose a las circunstancias y al medio en el que se desarrollan. De ahí que si pasan mucho tiempo trabajando con una pantalla muy reducida y cercana a la vista (aproximadamente veinte centímetros) su sistema de enfoque podría verse alterado.

Niños y bebés son cada vez más expuestos a las pantallas de distintos dispositivos

Asimismo, otra de las consecuencias notorias del consumo de estas pantallas es que, en algunos niños, al utilizar tanto tiempo la visión cercana podrían manifestar defectos de graduación, como la hipermetropía, el astigmatismo o, incluso, algunos tipos de estrabismo.

En este mismo sentido, el uso de pantallas de cualquier tipo disminuye la cantidad de veces que las personas parpadean por segundo, produciendo una reducción de la calidad de la lágrima. Como consecuencia, el ojo se enrojece dando sensación de sequedad o cuerpo extraño y visión borrosa, y, al mismo tiempo, puede contribuir a trastornos como la alergia, la atopia ocular y la blefaritis.

Algunos consejos para los más pequeños y el uso de las pantallas

Por último, los especialistas hacen hincapié en que la tecnología nunca podrá reemplazar la interacción entre un niño con los padres. Además, la interacción social sigue siendo la forma más efectiva de fomentar el aprendizaje a través del juego, la lectura, el habla y las actividades al aire libre con la familia o los amigos.

Fuente: Dr. Pablo Durán en QuirónSalud en Agencia de Noticias EFE

Celeste Valeria Verdicchio

Periodista Digital por la Universidad Nacional de Mar del Plata (UNMDP). Especializada en métricas y creación de contenidos por FOPEA. Estudiante de la Licenciatura en Sociología, UNMDP. He colaborado en distintos medios marplatenses. Actualmente, escribo para la revista Maga y mi blog personal: Despuntar el vicio. Leer y escribir, siempre.+ info

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias