Ante la llegada de los primeros fríos aumentan los casos de infecciones de oído en los niños: ¿qué hacer?

Ante la llegada de los primeros fríos aumentan los casos de infecciones de oído en los niños: ¿qué hacer?

El comienzo de los primeros fríos suele ser el peor momento de la temporada para los resfriados y la gripe. Pero también de las temidas infecciones de oído. ¿Cómo ayudar a los más pequeños?

Una infección de oído es una infección bacteriana o viral del oído medio. Suele ser dolorosa porque crea presión en el pequeño espacio que hay entre el tímpano y la parte de atrás de la garganta (la trompa de Eustaquio).

Lamentablemente, las infecciones de oído son más comunes en los niños pequeños. En los bebés y los niños de poca edad, las trompas de Eustaquio son más pequeñas y están más en un mismo nivel. Esto dificulta la salida de líquido por el oído. Cuando el moco bloquea las trompas de Eustaquio, se crea presión en el tímpano.

Asimismo, como el sistema inmunitario de los niños está menos desarrollado que el de los adultos, a los pequeños les resulta más difícil combatir los dolores de garganta, los resfriados y las infecciones respiratorias que atrapan líquido detrás del tímpano.

Infecciones de oído tras los primeros fríos estacionales

Claro que los niños mayores y los adultos también pueden tener infecciones de oído, pero estas son menos comunes porque tienen trompas de Eustaquio más grandes e inclinadas que drenan mejor el líquido.

Primeros síntomas

Puede que identificar una infección de oídos en los más pequeños sea difícil, ya que no pueden expresar su dolor con total claridad. Estos son algunos de los signos de alerta, elaborados por los National Institutes of Health (NIH).

Ante estos primeros signos, es de vital importancia realizar una visita al médico, quien puede ver si hay una infección de oído con un otoscopio, un instrumento iluminado que muestra si hay enrojecimiento, líquido o una ruptura en el tímpano.

Los médicos suelen preguntar si el niño ha tenido congestión nasal, tos o fiebre porque el virus o la bacteria que causa el resfrío se pueden diseminar al oído medio.

Signos y síntomas de infección en oídos

Qué hacer mientras tanto

Algunas infecciones de oído se curan solas. Pero si el médico receta un antibiótico, es importante que el paciente lo tome por todo el tiempo que el médico le indique. El tratamiento típicamente dura entre 7 y 10 días.

A su vez, si los más pequeños poseen varias infecciones durante la temporada, el médico tal vez recomiende hacer un drenaje el oído, colocándole tubos de ventilación pequeños. Estos tubos mejoran la circulación de aire y previenen la acumulación de líquido en el oído medio para que el niño pueda oír mejor.

Consejos para minimizar los riesgos y prevenir

Fuente: National Institutes of Health (NIH)

Celeste Valeria Verdicchio

Periodista Digital por la Universidad Nacional de Mar del Plata (UNMDP). Especializada en métricas y creación de contenidos por FOPEA. Estudiante de la Licenciatura en Sociología, UNMDP. He colaborado en distintos medios marplatenses. Actualmente, escribo para la revista Maga y mi blog personal: Despuntar el vicio. Leer y escribir, siempre.+ info

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias