Una investigación sugiere que las células del cáncer de mama utilizan el colesterol para evitar la muerte celular Una investigación sugiere que las células del cáncer de mama utilizan el colesterol para evitar la muerte celular

Una investigación sugiere que las células del cáncer de mama utilizan el colesterol para evitar la muerte celular

El mecanismo por el que actúa el colesterol en el cáncer es ambiguo, ahora científicos revisan estudios anteriores y llegan a una nueva conclusión.

Los niveles altos de colesterol están asociados a una mayor riesgo de cáncer de mama y pronósticos negativos para la mayoría de los tumores. Sin embargo, las células del cáncer de mama utilizan el colesterol para desarrollar tolerancia al estrés, haciéndolas impermeables a la muerte mientras migran desde el sitio original del tumor, según un nuevo estudio publicado en la revista Nature Communications y desarrollado por la Universidad de Duke, en Estados Unidos.

“La mayoría de las células cancerosas mueren cuando intentan hacer metástasis, es un proceso muy estresante. Los pocos que no mueren tienen esta capacidad de superar el mecanismo de muerte inducido por el estrés de la célula. Descubrimos que el colesterol era fundamental para alimentar esta capacidad”, explica el autor principal del estudio, Donald P. McDonnell, de la Universidad de Duke.

Estudio de las células cancerosas y capacidad de metástasis

Para llegar a esta conclusión, los investigadores se basaron en estudios de laboratorio anteriores centrados en la relación entre el colesterol alto y los cánceres de mama y ginecológicos con estrógenos.

En aquellos estudios descubrieron que el cáncer alimentado por la hormona del estrógeno se beneficiaba de los derivados del colesterol que actúan como el estrógeno, avivando el crecimiento del cáncer. En cambio, surgió una paradoja en el caso de los cánceres de mama con estrógenos negativos. Este tipo de cáncer no depende de los estrógenos, pero el colesterol elevado sigue estando asociado a un empeoramiento de la enfermedad. Esto sugiere que podría estar actuando un mecanismo diferente.

Ahora, en este trabajo, que utiliza líneas celulares de cáncer y modelos de ratón, los investigadores descubrieron que las células cancerosas que migran engullen el colesterol en respuesta al estrés y la mayoría muere.

Los hallazgos abren la puerta a nuevos tratamientos para el cáncer de mama

Sin embargo, las células que viven emergen con un superpoder que las hace capaces de resistir la ferroptosis, un proceso natural en el que las células sucumben al estrés. Estas células cancerosas resistentes al estrés proliferan y hacen metástasis con facilidad. El proceso parece ser utilizado no sólo por las células de cáncer de mama con RE negativo, sino por otros tipos de tumores, incluido el melanoma. Gracias a los mecanismos identificados, podrían utilizarse para el desarrollo de nuevas terapias.

“El desentrañamiento de esta vía ha puesto de manifiesto nuevos enfoques que pueden ser útiles para el tratamiento de la enfermedad avanzada. Hay terapias contemporáneas en desarrollo que inhiben la vía que hemos descrito. Y lo que es más importante, estos hallazgos ponen de manifiesto que reducir el colesterol, ya sea con fármacos o con modificaciones en la dieta, es una buena idea para mejorar la salud”, concluye McDonnell.

Fuente: ISanidad

Celeste Valeria Verdicchio

Periodista Digital por la Universidad Nacional de Mar del Plata (UNMDP). Especializada en métricas y creación de contenidos por FOPEA. Estudiante de la Licenciatura en Sociología, UNMDP. He colaborado en distintos medios marplatenses. Actualmente, escribo para la revista Maga y mi blog personal: Despuntar el vicio. Leer y escribir, siempre.+ info

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias