Un posible tratamiento para el aneurisma de aorta abdominal Un posible tratamiento para el aneurisma de aorta abdominal

Un posible tratamiento para el aneurisma de aorta abdominal

La inhibición de la enzima tirosina hidroxilasa es clave para frenar el avance de esta enfermedad cardíaca degenerativa.

El aneurisma aórtico abdominal se trata de una enfermedad degenerativa crónica, con alto riesgo de mortalidad, en la que el diámetro de la arteria aorta en la zona del abdomen tiende a expandirse de manera progresiva, lo que incrementa el riesgo de ruptura. Aproximadamente afecta a un 8 % de hombres de 65 años.

Ahora, un equipo de investigación trabaja sobre un nuevo tratamiento basado en la tirosina hidroxilasa (TH), como potencial diana farmacológica. Esta es una enzima fundamental para la síntesis de catecolaminas, neurotransmisores y hormonas, que desempeñan un papel fundamental en el control de la función cardiovascular.

En búsqueda de un tratamiento para el aneurisma aórtico abdominal

El estudio, publicado en la revista Hypertension, fue desarrollado por el Instituto de Investigaciones Biomédicas de Barcelona (IIBB-CSIC), en colaboración con el Instituto de Investigación del Hospital de la Santa Creu i Sant Pau (IIB Sant Pau) y el Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares (CNIC).

Actualmente solo existe la reparación quirúrgica

A pesar de la alta mortalidad de esta patología, hasta el momento ningún fármaco ha sido capaz de limitar el crecimiento o el riesgo de rotura del aneurisma, por lo que el seguimiento de su evolución y la reparación quirúrgica de aquellos que presentan un alto riesgo de ruptura son los únicos enfoques para su tratamiento en la actualidad.

Por ello, esta investigación se centró en hallar nuevas estrategias farmacológicas que posibiliten un tratamiento efectivo, ya que del origen y evolución de esta patología se conoce muy poco.

“Hemos detectado el incremento de la expresión de esta enzima y de otros genes de la vía de síntesis de catecolaminas, tanto en el aneurisma humano como en dos modelos animales con aneurisma de aorta abdominal, caracterizando su perfil de expresión en la pared vascular”, explica Cristina Rodríguez Sinovas, investigadora en el Centro de Investigación Biomédica en Red de Enfermedades Cardiovasculares (CIBERCV).

La influencia de una enzima

Para la experta, “lo más interesante es que la inhibición farmacológica de la enzima es capaz de limitar el desarrollo de aneurismas en estos dos modelos animales, preservando la integridad de las láminas elásticas, reduciendo el estrés oxidativo y la inflamación vascular”.

“Es necesario avanzar en el desarrollo de nuevas estrategias farmacológicas dirigidas contra esta enzima en el tratamiento de los pacientes afectados”, asegura por su parte José Martínez González, jefe de grupo del CIBERCV en el IIBB-CSIC y partícipe del trabajo.

Fuente: Agencia de Noticias SiNC

Celeste Valeria Verdicchio

Periodista Digital por la Universidad Nacional de Mar del Plata (UNMDP). Especializada en métricas y creación de contenidos por FOPEA. Estudiante de la Licenciatura en Sociología, UNMDP. He colaborado en distintos medios marplatenses. Actualmente, escribo para la revista Maga y mi blog personal: Despuntar el vicio. Leer y escribir, siempre.+ info

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias