Un estudio en ratones demostró que el ayuno logra reducir la presión arterial

Un estudio en ratones demostró que el ayuno logra reducir la presión arterial

Un nuevo estudio analiza si el control de la microbiota disbiótica podría prevenir o aliviar la hipertensión arterial y, además, cómo influyen los microbios intestinales en la presión arterial. El estudio fue llevado a cabo en ratones.

Casi la mitad de la población adulta de los Estados Unidos tienen hipertensión arterial, una condición que aumenta el riesgo de enfermedad cardíaca y accidente cerebrovascular, principales causas de muerte en los EE. UU.

Fue un grupo de estudio del Baylor College of Medicine, junto al Doctor David J. Durgan y sus colegas, quienes se dispusieron a comprender mejor la hipertensión, en particular la evidencia emergente que sugiere que la alteración de la microbiota intestinal, conocida como “disbiosis intestinal”, puede tener efectos adversos sobre la presión arterial.

"Estudios previos de nuestro laboratorio han demostrado que la composición de la microbiota intestinal en modelos animales de hipertensión, como el modelo SHRSP (rata propensa a accidentes cerebrovasculares espontáneamente hipertensos), es diferente de la de animales con presión arterial normal", explicó Durgan.

Los investigadores también lograron demostrar que el trasplante de microbiota intestinal disbiótica de un animal hipertenso a uno normotenso (que tiene una presión arterial saludable) da como resultado que el receptor desarrolle presión arterial alta.

Control de la presión arterial mediante ayuno, un estudio llevado a cabo en roedores

"Este resultado nos dijo que la disbiosis intestinal no es solo una consecuencia de la hipertensión, sino que en realidad está involucrada en causarla", afirmó Durgan.

Durante este trabajo los investigadores se plantearon dos cuestionamientos: “¿podemos manipular la microbiota disbiótica para prevenir o aliviar la hipertensión?” y, “¿cómo influyen los microbios intestinales en la presión arterial del animal?".

Para responder la primera pregunta, Durgan y sus colegas se basaron en investigaciones anteriores que mostraban que el ayuno era uno de los principales impulsores de la composición de la microbiota intestinal y un promotor de los efectos cardiovasculares beneficiosos.

En ese sentido, los autores trabajaron con el modelo SHRSP de hipertensión espontánea y ratas normales, estableciendo dos grupos. Un grupo tenía SHRSP y ratas normales que se alimentaban día por medio, mientras que el otro grupo, llamado control, tenía SHRSP y ratas normales con disponibilidad de alimentos sin restricciones.

Nueve semanas después de que comenzara el experimento, los investigadores observaron que, como se esperaba, las ratas en el control de SHRSP tenían una presión arterial más alta en comparación con las ratas de control normales. Curiosamente, en el grupo que ayunó día por medio, las ratas SHRSP habían reducido significativamente la presión arterial en comparación con las ratas SHRSP que no habían ayunado.

"A continuación, investigamos si la microbiota estaba involucrada en la reducción de la presión arterial que observamos en las ratas SHRSP que habían ayunado", afirmó Durgan.

Los investigadores trasplantaron la microbiota de las ratas que habían ayunado o se habían alimentado sin restricciones a ratas libres de gérmenes, que no tienen microbiota propia.

El ayuno podría ser beneficioso para la regulación de la hipertensión

Los investigadores notaron que las ratas libres de gérmenes que recibieron la microbiota de ratas SHRSP alimentadas normalmente tenían una presión arterial más alta que las ratas libres de gérmenes que recibieron microbiota de ratas de control normales, al igual que sus correspondientes donantes de microbiota.

"Fue particularmente interesante ver que las ratas libres de gérmenes que recibieron microbiota de las ratas SHRSP en ayunas tenían significativamente más baja la presión arterial que las ratas que habían recibido microbiota de ratas de control SHRSP", comentó el especialista.

Cómo la microbiota regula la presión arterial

Para contestar al segundo interrogante, cómo regula la microbiota intestinal la presión arterial, los autores procedieron: "Aplicamos un análisis de secuencia de genoma completo de la microbiota, así como un análisis metabolómico no dirigido del plasma y el contenido luminal gastrointestinal. Entre los cambios que observamos, las alteraciones en los productos del metabolismo de los ácidos biliares se destacaron como mediadores potenciales de la regulación de la presión arterial".

Estudio en roedores

El equipo descubrió que los animales hipertensos SHRSP que fueron alimentados normalmente tenían menos ácidos biliares en circulación que los animales normotensos. Por otro lado, los animales SHRSP que siguieron un horario de alimentación intermitente tenían más ácidos biliares en la circulación.

De esta manera, el estudio muestra por primera vez que el ayuno intermitente puede ser beneficioso en términos de reducir la hipertensión al remodelar la composición de la microbiota intestinal en un modelo animal. El trabajo también proporciona evidencia de que la disbiosis intestinal contribuye a la hipertensión al alterar la señalización de los ácidos biliares.

Fuente: IntraMedicina

Celeste Valeria Verdicchio

Periodista Digital por la Universidad Nacional de Mar del Plata (UNMDP). Especializada en métricas y creación de contenidos por FOPEA. Estudiante de la Licenciatura en Sociología, UNMDP. He colaborado en distintos medios marplatenses. Actualmente, escribo para la revista Maga y mi blog personal: Despuntar el vicio. Leer y escribir, siempre.+ info

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias