Un alimentación colorida podría prevenir el deterioro cognitivo, aseguró un nuevo estudio

Un alimentación colorida podría prevenir el deterioro cognitivo, aseguró un nuevo estudio

Un nuevo estudio halló que las personas que consumen alimentos ricos en flavonoides, presentes en alimentos como las frutillas, las naranjas o los pimientos, pueden tener mucho menos riesgo de deterioro cognitivo a medida que avanza su edad.

Una investigación, publicada en la revista científica Neurology, que contó con la participación de 49,493 mujeres y 27,842 hombres (con una edad promedio al inicio del estudio de 48 y 51 años), analizó durante 20 años el consumo de ciertos alimentos “coloridos”, es decir, con flavonoides.

“Existe una creciente evidencia que sugiere que los flavonoides son potentes cuando se trata de evitar que las habilidades mentales disminuyan a medida que se envejece”, afirmó el autor del estudio, Walter Willett, de la Universidad de Harvard.

“Nuestros resultados son emocionantes, porque muestran que hacer cambios simples en la dieta podría ayudar a prevenir el deterioro cognitivo”, agregó.

Alimentos con flavonoides

Los participantes evaluaron dos veces durante el estudio sus propias habilidades cognitivas, respondiendo un cuestionario con preguntas como “¿tiene más problemas de lo habitual para recordar eventos recientes?” o “¿Tiene más problemas de lo habitual para recordar una lista corta de elementos?”.

El estudio halló que las personas que consumieron más flavonoides en sus dietas informaron un menor riesgo de deterioro cognitivo. En concreto, el grupo que consumió más flavonoides tenía un 20 % menos de riesgo de deterioro cognitivo autoinformado que las personas del grupo que consumieron menos.

“Algunas especias y frutas y verduras amarillas o naranjas se asociaron con una reducción del 38 % en el riesgo de deterioro cognitivo, que es el equivalente a tener tres o cuatro años menos de edad”, indicó el autor del estudio.

Los investigadores también analizaron flavonoides individuales como las antocianinas, presentes en arándanos, moras y cerezas, cuyo consumo se asoció con una reducción del 24 % en el riesgo de deterioro cognitivo.

Mientras que las flavonas (presentes en algunas especias y frutas y verduras amarillas o naranjas) tenían las cualidades protectoras más fuertes y se asociaron con una reducción del 38 % en el riesgo de deterioro cognitivo, que es el equivalente a tener tres o cuatro años menos de edad.

Pequeños ajustes en la alimentación podrían evitar el deterioro cognitivo con la edad

“Las personas de nuestro estudio que obtuvieron mejores resultados comieron un promedio de al menos media porción por día de alimentos como jugo de naranja, naranjas, pimientos, apio, toronjas, jugo de toronja, manzanas y peras”, añadió Willett.

Por último, concluyó: “Nunca es demasiado tarde para comenzar, porque vimos esas relaciones protectoras tanto si las personas consumían los flavonoides en su dieta desde hace 20 años, como si empezaron a consumirlos más recientemente”.

Fuente: Women’s Health

Celeste Valeria Verdicchio

Periodista Digital por la Universidad Nacional de Mar del Plata (UNMDP). Especializada en métricas y creación de contenidos por FOPEA. Estudiante de la Licenciatura en Sociología, UNMDP. He colaborado en distintos medios marplatenses. Actualmente, escribo para la revista Maga y mi blog personal: Despuntar el vicio. Leer y escribir, siempre.+ info

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias