Todo lo que hay que saber sobre la hepatitis C Todo lo que hay que saber sobre la hepatitis C

Todo lo que hay que saber sobre la hepatitis C

La hepatitis C se trata de una inflamación del hígado generada por el mismo virus de la hepatitis C. Sus síntomas, signos y la condición del paciente pueden variar de persona a persona. 

La hepatitis C es una inflamación del hígado causada por el virus de hepatitis C. Según la persona, puede resultar leve, con manifestación de pocos o ningún síntoma, o resultar ser una afección grave que cause daños al hígado, cirrosis, insuficiencia hepática, cáncer de hígado, entre otras. Según la estadística, entre el 75% y el 85% de las personas con hepatitis C desarrollan una infección crónica.

Esta afección se transmite, principalmente, a través del contacto con la sangre, también por vía sexual vaginal, anal u oral sin preservativo, aunque su incidencia es más baja. En otros casos, se puede transmitir de la madre al hijo durante el embarazo o el parto. A diferencia de algunas creencias populares, el virus de la hepatitis C no se transmite por la leche materna, los alimentos ni el agua. Tampoco se transmite por besos o el compartir alimentos o bebidas con otras personas que tengan hepatitis.

La OMS recomienda utilizar siempre materiales nuevos y/o esterilizados

¿Cuáles son sus principales síntomas?

La mayoría de las personas no manifiesta síntomas. En la hepatitis C crónica, los síntomas pueden tardar hasta 30 años en desarrollarse. Sin embargo, cuando aparecen suelen ser un signo de que la enfermedad ya se encuentra avanzada. Por ello, resulta fundamental el chequeo y revisión anual médica. En la hepatitis C, una vez que se produce la infección los análisis médicos tardan entre 2 y 6 meses en detectarlo. Algunos de los signos y síntomas claves que pueden manifestarse son:

Dado que en la actualidad no existen vacunas para la hepatitis C, las formas de prevenir esta afección tienen que ver con reducir el riesgo de exposición al virus. Esto incluye como primer medida usar preservativo en todas las relaciones sexuales, no compartir agujas u otros elementos punzantes o cortantes y exigir siempre el uso de materiales esterilizados para cualquier procedimiento que implique cortes o punciones.

Material de uso descartable

Respecto a los tratamientos, la hepatitis C no siempre lo requiere, por ello se trabaja en función de cada paciente. En algunas personas, el sistema de defensas eliminará la infección espontáneamente. En otras, no llegará a producir daño hepático. Las personas con hepatitis C crónica deben consultar al médico antes de tomar cualquier medicamento con receta o de venta libre y evitar beber alcohol.

En caso de necesitar tratamiento, este puede curar la infección. Esto depende de algunos factores tales como la cepa del virus y el tipo de tratamiento. Actualmente, existen nuevos medicamentos para la hepatitis C eficaces, seguros y bien tolerados por los pacientes, esto debe ser determinado por el personal médico según las características y el grado de infección del paciente.

Fuente: Fundación Huésped

Celeste Valeria Verdicchio

Periodista Digital por la Universidad Nacional de Mar del Plata (UNMDP). Especializada en métricas y creación de contenidos por FOPEA. Estudiante de la Licenciatura en Sociología, UNMDP. He colaborado en distintos medios marplatenses. Actualmente, escribo para la revista Maga y mi blog personal: Despuntar el vicio. Leer y escribir, siempre.+ info

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias