Todo lo que hay que saber sobre la disfunción eréctil

Todo lo que hay que saber sobre la disfunción eréctil

La disfunción eréctil es un problema frecuente que afecta a la población masculina. Diversas causas pueden originar esta afección, como también diversos factores de riesgo la predisponen. Sin embargo, existen tratamientos para los pacientes con disfunción eréctil.  

La disfunción eréctil es un problema que ocurre cuando la persona tiene dificultades para lograr o mantener una erección. Puede ser síntoma de enfermedades crónicas como: la hipertensión, el colesterol alto o la diabetes por lo que es fundamental precisar un diagnóstico clínico con el personal médico.

Tener una buena salud sexual es fundamental para tener una buena calidad de vida. No obstante, la disfunción eréctil es un problema frecuente que puede llegar a afectar al 40% de la población masculina en algún momento de su vida.

La disfunción eréctil es un problema común que afecta al 40% de la población masculina en algún momento de sus vidas

Entre sus principales causas se encuentran:

Causas psicológicas: trastornos como la ansiedad, la depresión o el estrés pueden afectar directamente la sexualidad de la persona. La preocupación excesiva por problemáticas cotidianas y normales como el trabajo, la pareja o la familia pueden afectar la vida sexual. Asimismo, la fatiga, la falta de ejercicio, el insomnio o una situación de fracaso, también pueden afectar a los reflejos sexuales.

Causas vasculares: la arteria que aporta la sangre al pene está sujeta a los mismos factores de riesgo vascular que cualquier otro vaso del organismo. Por lo que las causas más frecuentes de impotencia vascular son: la diabetes, la hipertensión, el aumento del colesterol, el tabaquismo y las enfermedades cardiovasculares. La cirugía en la próstata, vejiga o recto también pueden lesionar estos vasos y generar problemas de erección.

Causas farmacológicas: existen varios medicamentos que tienen como efecto secundario la disminución de la capacidad de tener una erección. Como aquellos que sirven para la hipertensión, las enfermedades cardíacas y los trastornos psiquiátricos.

Causas hormonales: los desequilibrios hormonales como la deficiencia de testosterona, un alto nivel de prolactina y un nivel anormal de la hormona tiroidea, pueden causar disfunción eréctil.

Causas traumáticas: fractura del pene.

Causas de origen anatómico: anomalías del aparato genital masculino como epispadias, micropenes, curvatura congénita de pene y enfermedad de Peyronie.

Cuando existe un problema de erección lo más importante es entender el origen, la causa que lo produce. Si la persona ha tenido disfunción eréctil durante más de seis meses, se debe consultar con el médico especialista para que evalúe la situación y haga un diagnóstico.

Actualmente, existen diversos tratamientos para la disfunción eréctil, desde psicoterapia hasta fármacos específicos, por lo que es imprescindible evaluar la condición concreta del paciente en particular.

Fuente: Clínic Barcelona

Celeste Valeria Verdicchio

Periodista Digital por la Universidad Nacional de Mar del Plata (UNMDP). Especializada en métricas y creación de contenidos por FOPEA. Estudiante de la Licenciatura en Sociología, UNMDP. He colaborado en distintos medios marplatenses. Actualmente, escribo para la revista Maga y mi blog personal: Despuntar el vicio. Leer y escribir, siempre.+ info

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias