Realizar actividad física puede prevenir la diabetes y reducir la mortalidad cardiovascular Realizar actividad física puede prevenir la diabetes y reducir la mortalidad cardiovascular

Realizar actividad física puede prevenir la diabetes y reducir la mortalidad cardiovascular

Se sabe que realizar deportes es importante para mantener el buen estado físico del organismo y la salud en general. Sin embargo, pocos estudios son claros sobre la precisión en cuanto a la prevención y el tratamiento para la diabetes tipo 2 que puede llegar a tener la actividad física.

Hoy en día, las recomendaciones en cuanto al ejercicio físico y la prevención de enfermedades son bastante generales. Sin embargo, a través de un estudio reciente que hizo un seguimiento durante décadas a miles de personas, se aportó por primera vez información precisa sobre la relación entre diabetes y ejercicio a largo plazo.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), para mejorar la salud de las personas, se debería realizar como mínimo 150 minutos de ejercicio moderado y 75 minutos de ejercicio intenso a la semana. Para poder conocer el efecto real que tiene el ejercicio físico sobre la prevención de la diabetes, habría que disponer de datos a largo plazo, es decir, el resultado de seguimientos de más de diez años.

Un nuevo estudio publicado recientemente en la revista Diabetología, aportó nuevas observaciones muy interesantes. El objetivo de la investigación fue determinar si el ejercicio físico servía realmente para prevenir la diabetes a largo plazo y, en caso de haber desarrollado ya diabetes, si prevenía la mortalidad por causas cardiovasculares.

Actividad física para prevenir y/o tratar la diabetes tipo 2

El trabajo constó de un seguimiento largo de tres décadas, que terminó por incluir un elevado número de participantes: 9.987 (sin padecer diabetes al momento de comenzar el estudio). Se observó, en el estudio en cuestión, variables como el grado de actividad física, la frecuencia y la duración del ejercicio (cuantificando su intensidad), entre otras.

Los resultados fueron contundentes, de los 9.987 participantes, 1.553 desarrollaron diabetes tipo 2. Y al comparar aquellas personas que no practicaban ninguna actividad física al inicio del estudio con aquellos que sí realizaban ejercicio, siendo moderado o intenso (independientemente de la frecuencia o duración), los que hacían deporte presentaron un 15% menos de riesgo de desarrollar diabetes tipo 2.

Entre los participantes del estudio que habían desarrollado diabetes, los que sí practicaban ejercicio moderado o vigoroso presentaron un riesgo de mortalidad claramente inferior, presentando hasta un 39% de reducción.  La mortalidad por causas cardiovasculares también se redujo notablemente en aquellos pacientes que realizaban una actividad.

El deporte aporta innumerables beneficios para los pacientes con diabetes

En este sentido, el trabajo resultó relevante porque demuestra que el ejercicio físico tiene un claro efecto positivo sobre el riesgo de desarrollar una diabetes tipo 2 a largo plazo, una enfermedad crónica y que puede dar lugar a una serie de complicaciones clínicas.

Fuente: Hospital Clínic Barcelona

Celeste Valeria Verdicchio

Periodista Digital por la Universidad Nacional de Mar del Plata (UNMDP). Especializada en métricas y creación de contenidos por FOPEA. Estudiante de la Licenciatura en Sociología, UNMDP. He colaborado en distintos medios marplatenses. Actualmente, escribo para la revista Maga y mi blog personal: Despuntar el vicio. Leer y escribir, siempre.+ info

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias