Qué son las enfermedades de transmisión sexual y cómo detectarlas

Qué son las enfermedades de transmisión sexual y cómo detectarlas

No siempre las enfermedades de transmisión sexual manifiestan síntomas por eso es muy importante que hagas chequeos regulares.

Las enfermedades de transmisión sexual son infecciones que se contagian de una persona a otra a través de las relaciones sexuales (vaginales, orales o anales) o del contacto íntimo. 

La mayoría de estas se pueden prevenir con el uso correcto del condón cada vez que se tienen relaciones sexuales.

Imagen ilustrativa

Enfermedades de transmisión sexual más comunes:

 ¿Qué tipo de análisis debo hacerme para detectar alguna de estas infecciones?

La clamidia y la gonorrea se detectan mediante un análisis de orina o un hisopado dentro del pene en los hombres o del cuello uterino en las mujeres. Posteriormente, la muestra se analiza en un laboratorio. 

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades recomiendan que te hagas los análisis de VIH, por lo menos, una vez, como parte rutinaria de la atención médica si eres adolescente o un adulto de entre 13 y 64 años. Los adolescentes más jóvenes deberían hacerse el análisis si tienen un riesgo elevado de padecer una infección de transmisión sexual. Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades aconsejan someterse a análisis de VIH anuales a quienes tienen riesgo elevado de infección.

El análisis para la detección de la hepatitis C se recomienda a todas las personas que nacieron entre 1945 y 1965. La incidencia de la hepatitis C es alta en este grupo etario, y la enfermedad no suele presentar síntomas hasta que está avanzada. Hay vacunas disponibles tanto para la hepatitis A como para la hepatitis B si el análisis para la detección indica que no estuviste expuesto a estos virus.

Tanto para el análisis de VIH como para el de hepatitis, se toma una muestra de sangre.

Mientras que no existe ningún examen adecuado para la detección del herpes, una infección viral que se puede transmitir incluso cuando una persona no tiene síntomas. El médico puede tomar un raspado del tejido o un cultivo de las ampollas o úlceras iniciales, si tienes, para analizar en un laboratorio. Sin embargo, un resultado negativo no descarta el herpes como causa de las úlceras genitales.

Imagen ilustrativa

Un análisis de sangre también puede ayudar a detectar una infección por herpes previa, pero los resultados no siempre son definitivos. Algunos análisis de sangre pueden ayudar a diferenciar entre los dos tipos principales de virus del herpes. El tipo 1 es el virus que normalmente provoca el herpes labial, aunque también puede provocar el herpes genital.

En cuanto al virus del papiloma humano no hay ningún examen de detección de rutina del VPH en los hombres, en quienes la infección se diagnostica mediante una inspección visual o una biopsia de las verrugas genitales. En las mujeres, el análisis del VPH comprende:

Katia Appelhans

Soy redactora hace varios años y siempre tuve una fuerte pasión por la escritura. Estudié Ciencias de la Comunicación en la UBA, con orientación en periodismo. También, y fue lo que despertó mi interés por la salud y el bienestar, realicé el profesorado de yoga y actualmente estudio Asistente de Nutrición y Alimentación Saludable. Me parece fundamental que los hábitos saludables formen el 80% de nuestras vidas, con eso me refiero al ejercicio regular y la buena alimentación. ¡Ah! Además comparto recetas saludables en mis redes.+ info

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias