Prevenir un infarto de miocardio o un ACV es posible, los consejos de los expertos

Prevenir un infarto de miocardio o un ACV es posible, los consejos de los expertos

Llevar un estilo de vida saludable y realizar controles y verificaciones anuales, son los principales consejos de los expertos. 

Según las estimaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS), más de 17.5 millones de personas murieron en 2012 de infarto de miocardio o de accidente vascular cerebral (AVC). Al contrario de lo que se suele creer, más de 3 de cada 4 de estas muertes se registraron en países de bajos y medianos ingresos, y afectaron por igual a ambos sexos.

El aspecto positivo es que el 80% de los infartos de miocardio y de los AVC prematuros son prevenibles. La dieta sana, la actividad física regular y el abandono del consumo de tabaco son fundamentales.

Control de la presión arterial

Además, las personas deben verificar y controlar los factores de riesgo de enfermedades cardiovasculares e infartos de miocardio, como la hipertensión, los niveles elevados de colesterol y los niveles elevados de azúcar o diabetes.

Consejos de prevención

Llevar una dieta sana: una dieta equilibrada es fundamental para la salud del corazón y del sistema vascular. Se recomienda consumir abundantes frutas y verduras, cereales integrales, carnes magras, pescado y legumbres, y poca sal y azúcar. El alcohol debe consumirse con moderación.

Hacer actividad física regular: al menos 30 minutos diarios de actividad física ayudan a mantener el sistema cardiovascular en forma. Y, con 60 minutos casi todos los días de la semana, se mantiene un peso normal.

No fumar: el tabaco daña gravemente la salud, independientemente de cómo se consuma (cigarrillos, cigarros, pipa o tabaco para mascar). La exposición pasiva al humo del tabaco también es peligrosa.

Lo bueno es que el riesgo de infarto de miocardio y ACV empieza a disminuir inmediatamente después de dejar de consumir productos del tabaco y se puede reducir a la mitad en tan solo un año.

Controlar el riesgo cardiovascular: un importante aspecto de la prevención de los infartos de miocardio y los accidentes cerebrovasculares es el tratamiento y asesoramiento de los pacientes con alto riesgo (aquellos con un riesgo cardiovascular a los 10 años igual o superior al 30%).

Los profesionales de la salud pueden estimar el riesgo cardiovascular con gráficas simples y proveer consejos apropiados para reducir los factores de riesgo.

Abandonar el consumo de tabaco

Medir la tensión arterial: la hipertensión suele ser asintomática, pero es una de las principales causas de infarto de miocardio o accidentes cerebrovasculares.

Por ello, hay que medirse la tensión arterial y si está elevada cambiar el estilo de vida, aumentando el ejercicio físico y cambiando a una dieta con menos sal. También es posible que se necesite medicación para controlarla.

Medir los lípidos en la sangre: el aumento del colesterol en la sangre incrementa el riesgo de infarto de miocardio y accidentes cerebrovasculares. El control del colesterol en la sangre requiere una dieta saludable y, si fuera necesario, medicamentos apropiados.

Medir el azúcar en la sangre: el exceso de azúcar en la sangre (diabetes) aumenta el riesgo de infarto de miocardio y accidentes cerebrovasculares. Si la persona padece diabetes, para reducir dicho riesgo es muy importante que se controle la tensión arterial y el azúcar en la sangre.

Fuente: Organización Mundial de la Salud (OMS)

Celeste Valeria Verdicchio

Periodista Digital por la Universidad Nacional de Mar del Plata (UNMDP). Especializada en métricas y creación de contenidos por FOPEA. Estudiante de la Licenciatura en Sociología, UNMDP. He colaborado en distintos medios marplatenses. Actualmente, escribo para la revista Maga y mi blog personal: Despuntar el vicio. Leer y escribir, siempre.+ info

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias