¿Por qué no se aconsejan las pruebas de rutina para cáncer de tiroides?

¿Por qué no se aconsejan las pruebas de rutina para cáncer de tiroides?

Desde un reconocido organismo estadounidense desaconsejan realizar la prueba de detección temprana del cáncer de tiroides. En esta nota, los motivos. 

El Grupo de Trabajo de Servicios Preventivos de EE. UU. Afirmó que los médicos no deben hacer pruebas de detección rutinarias a los adultos para el cáncer de tiroides si no tienen síntomas ni señales de advertencia de la enfermedad. Hacerlo podría provocar más mal que bien, señalaron los especialistas al reafirmar las directrices emitidas en 1996 y 2016.

"Aunque hay pocas evidencias de los beneficios de hacer pruebas de detección del cáncer de tiroides, hay considerables evidencias de los graves daños del tratamiento, por ejemplo el daño a los nervios que controlan el habla y la respiración", explicó en un comunicado de prensa Karina Davidson, miembro del panel.

Cáncer de tiroides imagen ilustrativa

Además, agregó: "Las limitadas evidencias disponibles no sugieren que las pruebas permitan a la gente vivir vidas más largas y sanas".

La tiroides es una glándula que produce hormonas, ubicada en el cuello; estas hormonas ayudan a regular el metabolismo del cuerpo. Hay más de un tipo de cáncer de tiroides, pero la enfermedad es poco común en Estados Unidos. El cáncer de tiroides representó menos de un 4 % de todos los nuevos diagnósticos de cáncer en el año 2017.

En ese sentido, este grupo de trabajo revisó las evidencias disponibles sobre los beneficios y los riesgos de las pruebas de detección. Y aunque las pruebas de la enfermedad sí aumentan la cantidad de personas diagnosticadas con cáncer de tiroides, no reducen las tasas de muerte asociadas con la enfermedad, concluyo el organismo USPSTF, por sus siglas.

No hay beneficios concluyentes de realizar esta prueba, aseguran desde el organismo estadounidense

"El diagnóstico excesivo ocurre porque las pruebas del cáncer de tiroides con frecuencia detectan tumores pequeños o de crecimiento lento que podrían no llegar a afectar nunca a una persona a lo largo de su vida", explicó Seth Landefeld, miembro del USPSTF.

"Las personas que son tratadas por esos tumores pequeños se exponen a riesgos graves por la cirugía o la radiación, pero no reciben ningún beneficio real", advirtió.

La recomendación del organismo fue publicada en la revista Journal of the American Medical Association.

Fuente: IntraMedicina

Celeste Valeria Verdicchio

Periodista Digital por la Universidad Nacional de Mar del Plata (UNMDP). Especializada en métricas y creación de contenidos por FOPEA. Estudiante de la Licenciatura en Sociología, UNMDP. He colaborado en distintos medios marplatenses. Actualmente, escribo para la revista Maga y mi blog personal: Despuntar el vicio. Leer y escribir, siempre.+ info

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias