Por qué las dietas descenso rápido no son una buena opción

Por qué las dietas descenso rápido no son una buena opción

Muchas personas suelen creer en las dietas que promocionan una pérdida de peso de 10 kilos en 1 mes, basandose en lo que ven en las redes, internet o los medios de comunicación. Hay que tener cuidado con estas cosas y en esta nota te contamor por qué.

Quienes buscan modificar su imagen de un día para el otro suelen aferrarse a cualquier tipo de dieta que encuentran en Internet o ven en los medios, sin siquiera consultar con un médico.

"Dietas que implican parches para adelgazar, auriculoterapia, dietas cetogénicas con viandas, batidos, jugos détox, libros de celebrities que cambiaron su vida mágicamente con un polvo arriba de la comida, dietas de ayuno, etcétera", señala Virginia Busnelli, (MN 110351), médica especialista en nutrición y directora del Centro de endocrinología y nutrición CRENYF.

"Todas estas opciones coinciden en que son huelgas de hambre donde convierten en ilícito lo que más nos gusta, comer", indica además.

Imagen ilustrativa

Esos recursos "milagrosos" son altamente dañinos y tienen algunos puntos en común:

"Finalmente cuando pueden y los pacientes logran hacerlos durante un tiempo, siempre el descenso de peso es realmente llamativo, pero lamentablemente pocos pueden sostener éste tipo de alimentación que los ha alejado de su patrón de comidas que no es el habitual ni el natural ni lo que le resulta placentero; con lo cual vuelven a su vida sintiendo que han abandonado y fracasado una vez más y recuperan todos los kilos que han bajado y muchas veces los superan", sostiene Busnelli.

Imagen ilustrativa

Y cuenta sobre su experiencia: "Muchas veces recibo en el consultorio pacientes que han fracasado una vez más con ese recurso que tanto los ilusiono. Durante la consulta aparecen sentimientos fuertes de angustia y llanto que son el resultado de la frustración que provoca no haber podido sostener la solución que creían haber encontrado y además suele presentarse como común denominador que cuando empezaron a comer como ellos saben, como su entorno y rutina se los permiten, recuperan el peso perdido y alguna veces lo superan".

 

"La imagen corporal que uno tiene de uno mismo ayuda a construir la autoestima, en la mayoría de éstos pacientes la imposibilidad de lograr lo que quieren ser condiciona cuan felices son, generando un gran cambio en su calidad de vida. Algunas padecen maltrato verbal en el trabajo, en el colegio o simplemente tienen la mirada atenta de los demás cuando comen mucho o poco, cuando van a elegir y deciden no comer en público, pero finalmente llegan a casa y por hambre, angustia o tristeza se comen todo, perdiendo el control con lo que durante un tiempo fue un prohibido, la comida. Apareciendo el ciclo típico de restricción, alegría, insustentabilidad de la prohibición, fracaso, frustración y finalmente el atracón", explica.

El objetivo central debería ser la adopción de hábitos de vida saludables, que incluyan un estilo físicamente activo, la mejora del patrón alimentario y un control médico que permita a su vez el manejo de las emociones y el estrés; y no confiar en resultados mágicos. 

Katia Appelhans

Soy redactora hace varios años y siempre tuve una fuerte pasión por la escritura. Estudié Ciencias de la Comunicación en la UBA, con orientación en periodismo. También, y fue lo que despertó mi interés por la salud y el bienestar, realicé el profesorado de yoga y actualmente estudio Asistente de Nutrición y Alimentación Saludable. Me parece fundamental que los hábitos saludables formen el 80% de nuestras vidas, con eso me refiero al ejercicio regular y la buena alimentación. ¡Ah! Además comparto recetas saludables en mis redes.+ info

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias