Los adolescentes que llevan una vida sedentaria podrían desarrollar problemas de salud mental

Los adolescentes que llevan una vida sedentaria podrían desarrollar problemas de salud mental

Los jóvenes pasan una proporción cada vez mayor del día sentados, manteniendo actitudes sedentarias, lo que podría afectar su salud mental.

Los síntomas de ansiedad pueden resultar debilitantes para cualquier persona pero, sobre todo, para los adolescentes. Crean barreras para la vida diaria a través de sentimientos abrumadores como la preocupación, el miedo y la excitación en situaciones cotidianas.

Más allá de su impacto inmediato en el funcionamiento diario, las personas con estos síntomas que desembocan en trastornos de ansiedad, también tienen más probabilidades de experimentar problemas de salud física a largo plazo, como enfermedades cardiovasculares y muerte prematura.

Lo mejor es prevenir

Los beneficios individuales y sociales para prevenir los síntomas y trastornos de ansiedad son sustanciales. Pero también lo son los desafíos para hacerlo. Los síntomas de ansiedad son dinámicos, afectan a las personas de manera diferente y están sujetos a una variedad de influencias contrastantes.

Adolescencia y ansiedad

Los enfoques para prevenir la ansiedad deben unir piezas psicológicas, sociales y conductuales de un rompecabezas que varía de persona a persona.

Por otro lado, en el marco de la pandemia por Covid-19, se suma otro factor que contribuye a agravar los síntomas: los jóvenes pasan una proporción cada vez mayor del día sentados, lo que podría afectar su salud mental.

En ese sentido, un estudio analizó los patrones de movimiento diarios en alrededor de 4.000 adolescentes de 12, 14 y 16 años utilizando dispositivos de seguimiento de actividad. Los participantes en el estudio también informaron sobre sus síntomas de ansiedad en cada momento y nuevamente a los 18 años.

Como resultado, hallaron que los adolescentes que pasaban más tiempo sentados cada día entre los 12 y los 16 años tenían más probabilidades de experimentar síntomas de ansiedad a los 18 años.

Esta asociación entre estar sentado y ansiedad se mantuvo después de que ajustaron el análisis por varios factores que podrían haber explicado el hallazgo. Por ejemplo, tomando en cuenta los síntomas de ansiedad iniciales para trabajar sobre la posibilidad de que las personas con síntomas de ansiedad ya estuvieran más inactivas.

Realizar actividad física podría contribuir positivamente

En conclusión, el comportamiento sedentario es un posible factor de riesgo para el aumento de los síntomas de ansiedad durante la adolescencia, independientemente del volumen total de actividad física, otro factor que se tuvo en cuenta para este estudio.

En lugar de centrarse en una actividad moderada a vigorosa, los adolescentes deben reemplazar el comportamiento sedentario diario con una actividad ligera durante su etapa de crecimiento. Esto podría ser un método más adecuado para reducir los síntomas de ansiedad futuros.

Fuente: IntraMedicina

Celeste Valeria Verdicchio

Periodista Digital por la Universidad Nacional de Mar del Plata (UNMDP). Especializada en métricas y creación de contenidos por FOPEA. Estudiante de la Licenciatura en Sociología, UNMDP. He colaborado en distintos medios marplatenses. Actualmente, escribo para la revista Maga y mi blog personal: Despuntar el vicio. Leer y escribir, siempre.+ info

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias