Los 7 mitos más frecuentes sobre el embarazo

Los 7 mitos más frecuentes sobre el embarazo

Sobre el embarazo circulan una gran cantidad de mitos y leyendas urbanas. Una experta en ginecología derrumba uno a uno.

Durante mucho tiempo, grandes mitos y leyendas urbanas han circulado en torno al embarazo. Aunque la recomendación de los expertos siempre es informarse con el médico que sigue el curso del embarazo, es frecuente que muchas mujeres embarazadas, o que deseen estarlo, recurran a las redes sociales o al “boca en boca”, corriendo el riesgo de caer en estos mitos frecuentes.

Por ello, la especialista Sofía Fournier, ginecóloga experta en medicina maternofetal y obstetricia, explica a la agencia EFE cuáles son estos mitos más comunes, extendidos a lo largo del tiempo, que incluso ella misma ha escuchado en el consultorio.

“Me parecía interesante que las embarazadas pudiesen leer sobre estas cuestiones y diferenciar las que tienen una cierta base científica de las que son simplemente mitos y leyendas urbanas”, argumenta la especialista.

Mitos frecuentes que se han repetido durante años

7 mitos frecuentes sobre el embarazo

Mito 1: “Nacer de siete meses es mejor para el bebé que nacer de ocho meses”

Para el bebé lo ideal es nacer a término, es decir entre las 37 y las 42 semanas de embarazo, y si por diferentes motivos nace antes de tiempo, cuantas más semanas de gestación mejor, afirma.

Mito 2: “En caso de gemelos, el que nace segundo es el mayor”

Muchas veces se cree que el segundo gemelo es el mayor porque es el que entró primero en el útero de su madre, pero no es así. Los embriones se implantan en el útero materno provenientes de las trompas de Falopio y no hay manera de saber cuál se implantó primero (incluso pueden haberlo hecho de forma simultánea), por lo que el primer gemelo en nacer es el hermano mayor.

Mito 3: “Si cruzás mucho las piernas durante el embarazo, al bebé se le puede enrollar el cordón alrededor del cuello”

Existe diferentes variantes de esta afirmación, pero Fournier advierte que todas son falsas: “Lo que sí es cierto es que casi el 40 % de los bebés nacen con el cordón umbilical enrollado en alguna parte de su cuerpo y es algo completamente normal que no ha de preocuparte ni asustarte”, señala.

Mito 4: “Las embarazadas que tienen acidez tendrán un bebé con mucho pelo”

Falso. La acidez durante el embarazo se debe a la progesterona, una hormona que estando embarazada predomina en el organismo y que hace que las digestiones se vuelvan mucho más lentas. Además, con el crecimiento del útero, el estómago cambia un poco de posición y su relación con el esófago se ve alterada, lo que facilita esta sensación de acidez.

Mito 5: “En verano, si le da el sol a la barriga, el líquido amniótico se puede calentar”

No, al igual que nuestra sangre y nuestros órganos internos, el líquido amniótico está a una temperatura constante y no se altera por el calor, explica la ginecóloga.

Mito 6: “Es fácil saber si estás esperando niño o niña en función de la forma de la panza”

El saber popular dice que en caso de estar embarazada de un niño, la panza tendrá una forma picuda y que, cuando se espera una niña, tendrá forma redondeada. Sin embargo, estas afirmaciones no tienen ninguna base científica.

El embarazo y los antojos

Mito 7: “Si el bebé nace con alguna mancha de nacimiento es por los antojos de la madre durante el embarazo”

No influye la alimentación ni los famosos antojos que la madre haya tenido durante la gestación en el hecho de que el recién nacido presente alguna mancha en su piel, según Fournier.

Fuente: Agencia de Noticias EFE

Celeste Valeria Verdicchio

Periodista Digital por la Universidad Nacional de Mar del Plata (UNMDP). Especializada en métricas y creación de contenidos por FOPEA. Estudiante de la Licenciatura en Sociología, UNMDP. He colaborado en distintos medios marplatenses. Actualmente, escribo para la revista Maga y mi blog personal: Despuntar el vicio. Leer y escribir, siempre.+ info

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias