Lo que ven nuestros ojos podría determinar nuestras decisiones

Lo que ven nuestros ojos podría determinar nuestras decisiones

Un estudio de los NIH profundiza sobre la toma de decisiones y su relación con el cerebro y el campo visual. 

Investigadores de los Institutos Nacionales de Salud (NIH, por sus siglas en inglés) descubrieron que las decisiones basadas en información visual, que involucran un flujo complejo de datos que fluye hacia adelante y hacia atrás a lo largo de las vías visuales del cerebro, se transmiten ampliamente a las neuronas del sistema visual, incluidas aquellas que no están siendo transmitidas.

Se cree que la retroalimentación, como la información sobre una decisión que viaja de regreso a las neuronas que detectan características visuales como el color o la forma, ayuda al cerebro a concentrarse en la información visual que es relevante para la toma de decisiones. Los hallazgos fueron publicados en Nature Communications.

El campo visual y la toma de decisiones

“Por qué y cómo se transmite la información para la toma de decisiones a las partes del cerebro que procesan visualmente es una pregunta abierta. Algunas teorías postulan que este tipo de retroalimentación debe ser selectiva, afectando solo a las neuronas que están involucradas en la decisión”, explicó el científico Hendrikje Nienborg, jefe de la Unidad de NEI sobre Toma de Decisiones Visuales y autor principal del estudio.

“Este estudio muestra que la retroalimentación relacionada con las decisiones es espacialmente no selectiva y afecta a las neuronas de manera mucho más amplia de lo que uno podría suponer”, agregó.

El cerebro utiliza la retroalimentación de muchas formas y en muchos sistemas. Cuando una decisión se basa en lo que vemos, la información sobre la expectativa o la atención, como dónde está el objeto o sus características, se retroalimenta a las regiones del cerebro involucradas en el proceso visual, lo que aumenta la actividad de las neuronas involucradas en ver el objeto o lo que está sucediendo.  

Retroalimentación en la toma de decisiones

Según los investigadores, esta retroalimentación puede ayudar al cerebro a concentrarse en las características difíciles de ver, o quizás ayudar a estabilizar la decisión a medida que se toma. Algunos científicos han pensado que la retroalimentación relacionada con las decisiones es selectiva, aumentando la actividad solo de las neuronas involucradas en la decisión, y no de las neuronas irrelevantes.

Fuente: National Institutes of Health (NIH)

Celeste Valeria Verdicchio

Periodista Digital por la Universidad Nacional de Mar del Plata (UNMDP). Especializada en métricas y creación de contenidos por FOPEA. Estudiante de la Licenciatura en Sociología, UNMDP. He colaborado en distintos medios marplatenses. Actualmente, escribo para la revista Maga y mi blog personal: Despuntar el vicio. Leer y escribir, siempre.+ info

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias