Las distintas fases ciclo menstrual y los cambios en la piel Las distintas fases ciclo menstrual y los cambios en la piel

Las distintas fases ciclo menstrual y los cambios en la piel

Los cambios hormonales asociados a la menstruación pueden modificar el aspecto de la piel, haciendo que se vea más grasa, más seca o perfectamente hidratada y elástica, dependiendo de la etapa del ciclo en que la mujer se encuentre.

Muchas mujeres notan que hay días del mes en que su piel se torna más seca o, al contrario, aparece súbitamente un exceso de grasitud molesto. La realidad, es que al igual que el cuerpo y todo el organismo en general, la piel también reacciona a los cambios hormonales que suceden durante las diferentes etapas del ciclo menstrual.

La ginecóloga Montse Manubens, de la Clínica Women's Barcelona, explica cuáles son las principales causas que pueden afectar a la piel de cada mujer a lo largo de su ciclo.

“Estos efectos ocurren por los cambios hormonales, fundamentalmente entre estrógenos y progesterona. Son cambios que pueden variar entre ciclos, dependiendo del equilibrio hormonal que puede tener distintas variaciones de un mes a otro, y de una mujer a otra, pudiendo ser más o menos intensos y visibles”, asegura la ginecóloga. “Este equilibrio hormonal será lo que marcará el estado de la piel”.

Es normal y esperable la aparición de brotes leves de acné en algunos días del mes

Cada ciclo menstrual comienza con la menstruación, que en promedio dura de 5 a 6 días. En esta etapa, los niveles de estrógenos y progesterona son bajos, por lo que se puede esperar en condiciones normales que la piel se manifieste con tendencia normal-seca.

Luego, en el ciclo ovárico aparecen dos fases que pueden dar lugar a distintos signos en la piel. Por un lado, la fase folicular, que va desde el inicio de la menstruación hasta el período de la ovulación.

“Las hormonas inician nuevamente el ciclo, se producen varios folículos y los estrógenos aumentan poco a poco, durante 12-14 días, momento en que uno de los folículos se hace dominante preparándose para la ovulación”, explica la médica. Los estrógenos en este momento, aumentan mucho, y la piel está bien hidratada y elástica.

Por otro lado, en la fase lútea que comprende la etapa desde la ovulación hasta el inicio de la siguiente menstruación, el folículo que contenía al ovario se transforma en el cuerpo lúteo y comienza a producir progesterona (también sigue produciendo estrógenos). Los niveles de progesterona alcanzan su punto máximo aproximadamente hacia la mitad de esta fase, sobre el día 14 del ciclo (teniendo en cuenta un ciclo menstrual de 28 días).

Los cambios hormonales de esta fase están asociados a los síntomas premenstruales (SPM) que muchas personas experimentan, y la piel puede manifestarse con tendencia grasa y en algunos casos con acné leve que desaparece luego con la llegada de la menstruación.

Luego, durante la menstruación misma, se esperar que la piel reaccione un poco más seca de lo habitual ya que la dermis se vuelve más sensible e irritable a causa de la disminución de los niveles de estrógenos.

Durante la menstruación la piel cambia nuevamente, y el ciclo vuelve a comenzar

Al finalizar la menstruación, aumenta nuevamente la producción de estrógenos, que se asocia con la síntesis de colágeno, el incremento del espesor de la piel y el contenido dérmico de agua (producción de ácido hialurónico). En este punto, mejora la función de barrera cutánea y la curación de heridas. Como consecuencia directa aumenta la hidratación, la elasticidad y la capacidad de regeneración de la piel.

Respecto a los cuidado que hay que tener sobre la piel, Manubens señala que "en principio no hace falta hacer nada especial, seguir los cuidados básicos de limpieza e hidratación. Estos cuidados deberán adaptarse a la edad de cada mujer y a las características específicas de su piel".

“Una buena limpieza facial por la mañana y por la noche es esencial para la salud de la piel, ya que así eliminamos los restos de grasa acumulada, toxinas y polución. También es importante evitar tocarse los granitos y las espinillas, en el caso de tener acné”.

Y concluye en que “mantener una dieta equilibrada rica en vitaminas y nutrientes, y evitar alimentos procesados, salados y refinados, ayudará a la salud y mejoría de la piel”.

Fuente: Women's Barcelona

Celeste Valeria Verdicchio

Periodista Digital por la Universidad Nacional de Mar del Plata (UNMDP). Especializada en métricas y creación de contenidos por FOPEA. Estudiante de la Licenciatura en Sociología, UNMDP. He colaborado en distintos medios marplatenses. Actualmente, escribo para la revista Maga y mi blog personal: Despuntar el vicio. Leer y escribir, siempre.+ info

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias