La relación entre alimentación y salud mental

La relación entre alimentación y salud mental

La salud mental y la alimentación están íntimamente relacionadas: lo que comemos y cómo comemos influye en el bienestar físico y psicológico.

Lo que comemos y cómo comemos está íntimamente relacionado con nuestra salud mental y bienestar físico y psicológico. No tener un equilibrio en estos aspectos, puede afectar el modo en que pensamos, sentimos, nos relacionamos, decidimos y actuamos en la vida.

Tal como explican los especialistas, hay una profunda conexión entre la mente y los alimentos: disfrutar de una comida saludable y apetitosa repercute positivamente en nuestro bienestar psicoemocional, y a la inversa: el malestar derivado de los conflictos o desequilibrios de nuestro mundo interior, puede llevarnos a tener comportamientos alimentarios negativos.

La relación entre lo que comemos y nuestro bienestar físico y emocional

La pandemia por Covid-19 es un claro ejemplo de cómo puede afectar nuestra salud mental a la alimentación y viceversa, por ello los especialistas advierten en darle la importancia y cuidado que se merece tras haber vivido muchos meses difíciles, señalan desde la Clínica López Ibor, del grupo europeo ORPEA especializado en salud mental.

“Un buen estado nutricional está muy relacionado con una buena salud mental, y la gastronomía es un punto clave en la experiencia de los pacientes”, explica Paula Martínez, directora del centro psiquiátrico.

“En esta clínica son tratados en su mayoría pacientes con patologías de depresión, ansiedad, y trastornos de personalidad. Los momentos de satisfacción y alegría que puede generar una buena comida, sin duda les ayuda en la evolución que llevan en sus terapias grupales con sus facultativos”, agrega.

Cerebro y comida, íntimamente conectados

Como explica la especialista, está comprobado que comidas que nos gustan o que fueron hechas con amor por personas que queremos, genera placer y goce. A esto, el chef Diego Guerrero añade que “los estados emocionales de la personas inciden directamente en su salud”.

“La cocina consiste en sentimientos, apela a las emociones. Cuando se cocina para alguien es para generar sentimientos y, generalmente, son de felicidad. Sabemos que una alimentación sana ayuda a descansar mejor, a no someter a estrés al hígado y otros órganos. Al final, todo está muy relacionado”, asegura.

“El modo en que comemos incide directamente en nuestro estado de ánimo y, en consecuencia, en nuestra salud. Desde el punto de vista de la restauración y la gastronomía no es lo mismo cocinar en una casa, una clínica o un restaurante, pero siempre tiene que haber unos rasgos generales, como cariño, constancia, amor, dedicación y pasión por el producto”, detalla el chef.

El impacto de la comida en nuestro estado de ánimo

Por último, desde el Instituto Centta advierten que “la relación entre nuestra comida y nuestro bienestar es un camino de doble sentido, ya que ambas facetas de nuestra vida ejercen una influencia recíproca. Por ejemplo, nuestros problemas psicológicos y dificultades relacionales profundas pueden manifestarse en forma de trastornos de la conducta alimentaria (TCA)”.

Comenzar a cuidar la alimentación y salud mental es clave para vivir en armonía y con plena satisfacción. En el marco de la pandemia por Covid-19, estas áreas se han visto fuertemente afectadas, por lo que buscar ayuda para prevenir TCA y reeducar a nuestro cuerpo resulta fundamental.

Fuente: Agencia de Noticias EFE

Celeste Valeria Verdicchio

Periodista Digital por la Universidad Nacional de Mar del Plata (UNMDP). Especializada en métricas y creación de contenidos por FOPEA. Estudiante de la Licenciatura en Sociología, UNMDP. He colaborado en distintos medios marplatenses. Actualmente, escribo para la revista Maga y mi blog personal: Despuntar el vicio. Leer y escribir, siempre.+ info

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias