Hongos en los pies: la prevención es lo más importante, estos son los consejos clave

Hongos en los pies: la prevención es lo más importante, estos son los consejos clave

Los hongos microscópicos que suelen aparecer en los pies son popularmente conocidos como “pie de atleta”, aunque también se los conoce bajo el nombre de micosis, dermatofitosis o tinea pedis. Esta afección constituye uno de los motivos de consulta más frecuentes. ¿Cómo prevenirlos?

Un 25 % de la población de todo el mundo padece o padecerá infección micótica (hongos dermatofitos) al menos una vez en sus vidas, ya que es muy fácil contagiarse al pisar descalzos o con calzado abierto superficies húmedas en determinadas zonas de baño, como puedan ser las piscinas públicas, los vestuarios o las duchas de los gimnasios, más aún en verano.

El especialista Eduardo López Bran, director de la Clínica Imema, comenta que estos hongos “se desarrollan entre los dedos, en la planta o los bordes del pie, alimentándose de la queratina -capa de células más externa de la piel y de las uñas (onicomicosis)-, y producen picazón, ardor, piel enrojecida y quebradiza, incluso mal olor”.

Además, aclara que: “A nivel sistémico, de nuestro organismo, existen otros factores que favorecen la aparición de los hongos, también en los pies, como puedan ser cualquier situación de inmunodepresión o alguna alteración del sistema endocrino o metabólico, como la diabetes o la dermatitis atópica”.

Advierten no caminar descalzos por los bordes y alrededores de piscinas públicas

Hongos en los pies: los deportistas, los más afectados

Estos microbios patógenos se dan en todas las edades sin distinción por sexo y pueden estar presentes en nuestra piel y no manifestarse con síntomas. Las personas arrastran su micosis en los pies durante años y puede que solo florezcan al aumentar las condiciones locales de temperatura, humedad y oclusión.

“El pie de atleta se exhibe bajo tres formas clínicas: como una infección interdigital, seca, con picazón, maceración -piel blanquecina, arrugada y engrosada- y fisuras con cierto olor; como prurito o grietas por el borde del pie que se amolda al zapato, observándose ulceraciones y costras donde existe mayor fricción; y como vesículas, que no se pueden explotar por el paciente”, describe López Bran.

Por ello, el mejor diagnóstico y tratamiento contra este tipo de micosis se basa en el análisis microscópico de los hongos que prosperan en nuestras uñas o pies: “Hay que aislarlos e identificarlos en laboratorio mediante cultivo”, apunta.

En muchos casos los hongos se eliminan fácilmente con cremas antifúngicas, pero cuando no es posible suprimirlos con tratamientos tópicos, se emplean fármacos de vía oral: “Griseofulvina en los niños y niñas; terbinafina, imidazol, itraconazol, fluconazol, ciclopirox o tonaftato en adultos, casi siempre en combinación con el tratamiento local recetado (lociones y pomadas)”, comenta en detalle López Bran.

Tratamientos tópicos para hongos en los pies

La prevención, lo más importante

Según el especialista, prevenir la aparición de los hongos en los pies es posible manteniendo algunas pautas de cuidado.

Fuente: Agencia de Noticias EFE

Celeste Valeria Verdicchio

Periodista Digital por la Universidad Nacional de Mar del Plata (UNMDP). Especializada en métricas y creación de contenidos por FOPEA. Estudiante de la Licenciatura en Sociología, UNMDP. He colaborado en distintos medios marplatenses. Actualmente, escribo para la revista Maga y mi blog personal: Despuntar el vicio. Leer y escribir, siempre.+ info

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias