Herpes genital: ¿Cómo se trata?

Herpes genital: ¿Cómo se trata?

El VHS-2 se contagia por medio del contacto genital en las relaciones sexuales.

El herpes es una infección producida por dos tipos de virus: herpes simple tipo 1 (VHS-1), que genera herpes labial, y herpes simple tipo 2 (VHS-2), que causa herpes genital, infección de transmisión sexual (ITS).

El tipo VHS-1 suele transmitirse por el contacto boca a boca a través de las calenturas o pupas labiales. El VHS-2 se contagia por medio del contacto genital en las relaciones sexuales. El sexo oral, además, puede desembocar en que el VHS-1 termine siendo un herpes genital.

Según la Organización Mundial de la Salud, alrededor de 3.700 millones de personas menores de 50 años padecen herpes simple VHS-1, un 67% de la población; mientras que el VHS-2 mantiene su infección en el 13% de la población, cerca de 491 millones de personas entre 15 y 49 años de edad. En países como EE.UU. de Norteamérica una de cada seis personas sufre herpes genital.

La prevalencia estimada de la infección por VHS-2 en 2016 era más elevada en África (44% en mujeres y 25% en hombres), seguida de las Américas (24% en mujeres y 12% en hombres). También se ha demostrado que la prevalencia aumenta con la edad, pese a que el mayor número de infecciones ocurre en adolescentes.

Pese a estas cifras, ambos tipos de herpes, labial y genital, se mantienen asintomáticos en la mayoría de los casos. Cuando aparecen los síntomas, vesículas y úlceras, los virus son especialmente contagiosos.

Herpes genital

¿Cómo se trata el herpes genital?

“No existe un tratamiento que cure la enfermedad de forma definitiva. Los medicamentos antivirales (Aciclovir) muestran eficacia para reducir el riesgo de transmisión, contener los brotes y que sean menos asintomáticos y duren un menor tiempo. De momento, no existen vacunas”, expone la uróloga.

En cuanto a las mujeres gestantes, cabe iniciar tratamientos antivirales que no afecten al desarrollo fetal.

“Si el virus está presente en la madre, con lesiones activas, con un alto riesgo de infección (40%-50%), será la cesárea vía indicada para evitar el contagio durante el parto”, apunta.

“Evite siempre tener relaciones sexuales de riesgo sin protección con método de barrera -preservativo-, ya que, aunque no sea eficaz al 100% porque solo se protege la zona cubierta, impide la transmisión de otras ITS, además de esquivar embarazos no deseados”, señala.

“Recuerde que el herpes genital, como sucede con el herpes labial, pasará desapercibido muchas veces y posiblemente no tendrá síntomas si se contagia”, recalca.

“No tenga relaciones sexuales durante un brote de herpes y valore la relación sexual con diferentes parejas, más aún si son ocasionales o después de una noche de diversión. El riesgo de contraer un herpes u otra infección de transmisión sexual aumenta considerablemente con la suma de parejas sexuales desconocidas”, continúa.

“Y sean adherentes a los tratamientos indicados por su especialista o médico de cabecera. Tomen el antiviral prescrito ante la primera sensación o síntoma de herpes, así evitaremos los brotes y estos serán asintomáticos. El medicamento se debe tomar al completo, según la indicación, y no se puede suspender antes de tiempo, una decisión que conducirá, sin duda, a un rebrote inmediato”, concluye.

Fuente: EFE

Katia Appelhans

Soy redactora hace varios años y siempre tuve una fuerte pasión por la escritura. Estudié Ciencias de la Comunicación en la UBA, con orientación en periodismo. También, y fue lo que despertó mi interés por la salud y el bienestar, realicé el profesorado de yoga y actualmente estudio Asistente de Nutrición y Alimentación Saludable. Me parece fundamental que los hábitos saludables formen el 80% de nuestras vidas, con eso me refiero al ejercicio regular y la buena alimentación. ¡Ah! Además comparto recetas saludables en mis redes.+ info

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias