Hacer algo nuevo cada día estimula a nuestro cerebro positivamente

Hacer algo nuevo cada día estimula a nuestro cerebro positivamente

Un nuevo estudio demuestra el poder que tiene la "novedad" para impulsar la capacidad de nuestro cerebro para resolver problemas. Se trata del instinto de supervivencia y flexibilidad ante los cambios. 

Un nuevo trabajo publicado en la prestigiosa Nature, demostró el impacto positivo que la novedad puede tener en el cerebro y su capacidad para resolver problemas. Se trata del valor de la sorpresa para el cerebro y nuestra capacidad de adaptarnos a ello, esencial para la supervivencia y flexibilidad humana.

En ese sentido, comprender si la novedad prepara a los circuitos cerebrales para facilitar la flexibilidad cognitiva tiene una relevancia traslacional importante. La exposición a la novedad recluta el hipocampo y la corteza prefrontal medial (mPFC) 2 y puede cebar los circuitos prefrontales del hipocampo para la plasticidad posterior asociada al aprendizaje.

Hacer algo nuevo cada día tendría un impacto positivo en nuestro cerebro

En este estudio, Alan Park, PhD, y sus colegas, analizaron la respuesta de ratones. Demostraron que la novedad (sorpresa) reinicia los circuitos neuronales que unen el hipocampo ventral (vHPC) y la mPFC, facilitando la capacidad de superar una estrategia establecida. La exposición de ratones a la novedad interrumpió una estrategia previamente codificada al reorganizar la actividad de vHPC a oscilaciones locales theta (4–12 Hz) y debilitar la conectividad existente entre vHPC y mPFC.

A medida que los ratones se adaptaban a una nueva tarea, las neuronas vHPC desarrollaron una nueva actividad asociada a la tarea, se fortaleció la conectividad vHPC-mPFC y las neuronas mPFC se actualizaron para codificar las nuevas reglas.

Sin embargo, sin novedad, los ratones se adhirieron a su estrategia establecida. El bloqueo de los receptores D1 de dopamina (D1R) o la inhibición de las células marcadas como novedad que expresan D1R en el vHPC impidió estos efectos conductuales y fisiológicos de la novedad. Además, la activación de D1R imitó los efectos de la novedad.

Respuesta del cerebro ante la novedad o sopresa

Esto sugiere que la novedad promueve el aprendizaje adaptativo mediante el restablecimiento mediado por D1R de los circuitos vHPC - mPFC, lo que permite la plasticidad del circuito asociada al aprendizaje posterior y un mayor beneficio para nuestra salud mental y adaptabilidad al entorno.

Fuente: IntraMedicina

Celeste Valeria Verdicchio

Periodista Digital por la Universidad Nacional de Mar del Plata (UNMDP). Especializada en métricas y creación de contenidos por FOPEA. Estudiante de la Licenciatura en Sociología, UNMDP. He colaborado en distintos medios marplatenses. Actualmente, escribo para la revista Maga y mi blog personal: Despuntar el vicio. Leer y escribir, siempre.+ info

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias