¿Existe relación entre una mala alimentación durante el embarazo y la obesidad infantil?

¿Existe relación entre una mala alimentación durante el embarazo y la obesidad infantil?

Nuevas investigaciones sugieren que los hijos de madres que durante el embarazo consumieron una dieta de menor calidad, tienen en la infancia tardía un mayor riesgo de obesidad y niveles más altos de grasa corporal que los niños cuyas madres siguieron una dieta equilibrada.

Se sabe desde hace tiempo que la dieta materna influye desde el primer momento de la concepción hasta en los resultados del embarazo y el parto. Además, mantener una buena alimentación resulta fundamental para prevenir la obesidad infantil en los primeros años de vida.

Sin embargo, los resultados de un estudio publicado en la revista BMC Medicine, realizado por investigadores del University College de Dublín (Irlanda), afirman que los niños nacidos de madres que durante el embarazo consumen una dieta de baja calidad, alta en alimentos asociados con la inflamación crónica, pueden ser más propensos a tener obesidad o exceso de grasa corporal en la niñez tardía, es decir entre los 9 y los 12 años.

Tendencia a desarrollar obesidad tardía

“Los niños cuyas madres consumieron una dieta alta en alimentos asociados con la inflamación crónica tienen más probabilidad de padecer obesidad o exceso de grasa corporal”, dice parte del artículo.

Para examinar los efectos de la dieta materna durante el embarazo, los investigadores analizaron datos recopilados de 16.295 parejas de madre e hijo en Irlanda, Polonia, Francia, Reino Unido y Países Bajos. Y, evaluaron tanto la calidad de la dieta como si las dietas eran altas en alimentos y componentes de alimentos asociados con la inflamación crónica, como grasas saturadas, grasas tipo trans, carbohidratos refinados y carnes rojas y alimentos ultra procesados.

Embarazo y malos hábitos alimenticios

Con el inicio del embarazo, las mujeres suelen presentar dudas acerca de cómo alimentarse: qué conviene, en qué cantidad, qué alimentación es saludable para ella y para el bebé, qué rechazar y qué sí consumir.

Por ello, tanto si la mujer está embarazada o planeando estarlo, es importante acudir a un médico especialista en nutrición, para evaluar todas las posibilidades y diseñar un plan estratégico de alimentación saludable para la madre y el bebé.

Fuente: Women’s Health

Celeste Valeria Verdicchio

Periodista Digital por la Universidad Nacional de Mar del Plata (UNMDP). Especializada en métricas y creación de contenidos por FOPEA. Estudiante de la Licenciatura en Sociología, UNMDP. He colaborado en distintos medios marplatenses. Actualmente, escribo para la revista Maga y mi blog personal: Despuntar el vicio. Leer y escribir, siempre.+ info

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias