Esta es la guía definitiva con consejos para el cuidado de la piel

Esta es la guía definitiva con consejos para el cuidado de la piel

“Una piel para toda la vida” es una guía definitiva para el cuidado de la piel elaborada por el del doctor Pedro Jaén, prestigioso dermatólogo de relieve internacional.

“Una piel para toda la vida” se trata de una guía definitiva con consejos para el cuidado de la piel elaborada por el doctor Pedro Jaén, fundador y director del Grupo Pedro Jaén y prestigioso médico de alcance internacional. En el libro del autor, se repasan los principales trastornos que puede sufrir la piel a lo largo de la vida y se hace hincapié en la prevención.

“La idea era hacer un libro divulgativo, que sirviese para todas aquellas personas interesadas en el cuidado de su piel, y también para entender algunas de las enfermedades más frecuentes”, explica Jaén, quien menciona que existen muchos mitos respecto al cuidado de la piel. “Hay muchas informaciones incorrectas o contradictorias sobre el cuidado de la piel, y muchas veces estas informaciones incorrectas son para vender algo”, agrega.

Todo a su tiempo: no anticiparse

Es importante cuidar la piel durante toda la vida, desde la niñez hasta la adultez utilizando protección solar. A medida que las personas envejecen, deben añadir a este hábito otros como la limpieza o la hidratación, pero lo más importante es no anticiparse. “En ocasiones, sobre todo cuando se es joven, es mejor no usar ningún producto que usar productos inadecuados o de forma anticipada”, aconseja el especialista.

Y advierte que: “A veces es innecesario incorporar algún producto que tiene su coste. Por otra parte, si incorporas al cuidado diario productos que son muy activos, que pueden ser muy irritantes, pueden producir un efecto secundario como una dermatitis, una irritación […]”.

Cuidados básicos de la piel

La radiación solar y el tabaco, los mayores enemigos

El hecho de que la piel esté completamente expuesta y sea uno de los órganos del cuerpo más visibles hace que el deterioro asociado al paso del tiempo, a las agresiones externas y a la posible aparición de alteraciones patológicas sea más evidente a una edad relativamente temprana.

Por ello, una de las claves para mantener la piel sana es protegerla de estas agresiones. El “exposoma” es un término que hace referencia a todos los factores que tienen un impacto sobre la salud y que nada tienen que ver con la genética.

Algunos de los factores del exposoma afectan la piel provocando oxidación y, por lo tanto, acelerando el envejecimiento. Los factores del exposoma implicados en el envejecimiento de la piel son: radiación solar, tabaco, contaminación ambiental, alimentación, estrés, falta de sueño y clima.

“La asociación de tabaco y sol es quizás el peor enemigo de nuestra piel, porque acelera el envejecimiento, e incluso facilita la aparición de cáncer de piel siempre que se tenga una genética susceptible”, apunta el dermatólogo.

Piel y salud emocional

El especialista comenta por qué la autoexploración es tan importante a la hora de prevenir enfermedades de la piel: “La piel es un órgano que se ve, el propio paciente es el primero en ver el problema, algo que no ocurre en otros órganos. Una de las acciones que tiene un mayor impacto positivo en la salud dermatológica de las personas es que le dediquen un tiempo a la autoexploración”, recomienda.

En cuanto se detecta algo es importante acudir al dermatólgo: “El cáncer de piel se puede diagnosticar o prevenir años antes de que aparezca el problema si se explora adecuadamente”, advierte.

El acné y sus efectos en la salud emocional

Además del cáncer de piel, el acné, la dermatitis o la alopecia son algunas de las enfermedades dermatológicas más frecuentes. Aunque muchas de estas patologías en dermatología no revisten gravedad ni comprometen la salud de los pacientes, las enfermedades de la piel tienen un impacto demoledor sobre la calidad de vida.

“Un adolescente con acné tiene una gran afectación psicológica: los adolescentes que tienen acné tienen más depresión, más falta de autoestima…. Lo mismo ocurre con la hiperhidrosis, el vitíligo o la perdida de pelo, sobre todo en las mujeres, entre otras”, señala.

Pandemia, Covid-19 y piel

Además de las enfermedades dermatológicas, muchas otras enfermedades tienen efectos o se manifiesta en nuestra piel. Es el caso de las enfermedades del sistema inmune. Y, también el Covid-19 afecta en ese sentido. De hecho, muchas personas que han pasado la enfermedad experimentan en los meses posteriores la caída del pelo, pero “afortunadamente es recuperable en la mayoría de los pacientes”, señala Jaén.

Y no solo eso, los geles hidroalcohólicos y el uso reiterado de tapabocas también tienen sus efectos. “El gel produce irritación y puede producir eccema. Si el eccema ya ha aparecido, tendremos que aplicar algún tratamiento, pero si no ha aparecido, lo que hay que hacer es prevenir empleando cremas barrera, que nos aíslan de la solución hidroalcohólica”, explica el dermatólogo.

En cuanto a las mascarillas o tapabocas, “cuando hablamos con la mascarilla puesta, los microorganismos de la boca se están depositan en la piel de alrededor de la boca y la nariz. Esto puede provocar irritación, pero es importante distinguir si esa irritación se debe al uso de la mascarilla o tiene otro origen”, precisa.

Consecuencias del uso prologando de mascarillas

“El consejo más importante en este sentido es que prime la protección. De todos modos, lo mejor sería emplear mascarillas que no vayan tan pegadas a la piel, mascarillas que filtren, que se adhieran bien, pero que estén un poco más separadas, como las mascarillas FFP2″.

Disfrutar el verano pero cuidarse

Lo más importante en esta estación, de acuerdo con el doctor Jaén, es evitar la quemadura solar. La quemadura no es necesariamente ampollas y/o dolor en la zona, sino simplemente el enrojecimiento que ya indica que la piel ha sufrido.

Los expertos recomiendan siempre la utilización de protector solar

“Una parte del daño, sobre todo si eres joven, lo puedes recuperar o reponer, pero llega un momento en el que se pierde esa capacidad, de manera que cada quemadura se acumula y van apareciendo como consecuencia signos de envejecimiento, manchas, arrugas y cáncer de piel”, indica.

Está demostrado que, además de uno de los principales factores de envejecimiento cutáneo, la radiación solar es la causa directa de miles de casos de cáncer de piel. Emplear fotoprotector y evitar estar expuesto en las horas en las que más quema el sol son algunas de las claves.

Fuente: Agencia de Noticias EFE

Celeste Valeria Verdicchio

Periodista Digital por la Universidad Nacional de Mar del Plata (UNMDP). Especializada en métricas y creación de contenidos por FOPEA. Estudiante de la Licenciatura en Sociología, UNMDP. He colaborado en distintos medios marplatenses. Actualmente, escribo para la revista Maga y mi blog personal: Despuntar el vicio. Leer y escribir, siempre.+ info

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias